cv formacion academica

¿Cómo poner tu formación académica en el CV? Todas tus dudas resueltas

Me imagino que sabes que la formación juega un rol fundamental a la hora de posicionar el currículum.

Lo que seguramente no sepas, es que no se trata tanto de lo que hayas estudiado, sino de cómo pones esos estudios en el CV.

Lo que es realmente importante es saber sacarle partido a esos estudios para emplearte.

Depende de ti destacar o no esta sección para ganar valor frente a los demás candidatos.

Hoy te contamos cómo poner tu formación académica en el CV y resolvemos todas tus dudas.

➡️ Descubre todos los modelos de CV y elige el que mejor se adapte a tu perfil: Currículums básicos, Currículums modernosCurrículums creativos.

¿Qué incluir en tu formación académica?

Primero, antes que nada, vamos a ver la diferencia entre dos conceptos.

Una cosa es la formación académica y otra la formación complementaria u otros cursos.

En la formación académica se incluyen las titulaciones oficiales obtenidas, bien sea a nivel universitario, título de formación profesional, o el nivel que sea.

Los demás estudios no oficiales: ya sean cursos de certificación, informática, etc. se ponen en formación complementaria.

En cuanto al orden, lo ideal sería poner en primer lugar el título o especialidad más alta y luego el resto de los títulos en orden cronológico inverso.

Siguiendo esta estructura:

El título de estudios oficiales, la especialidad, el centro de estudios, lugar, fecha de inicio y de fin.

Por ejemplo:

Master en Informática móvil
Universidad de Salamanca, 2017-2019

Grado en Ingeniería Informática
Universitat de Barcelona, 2011-2015

En este caso no hace falta poner los estudios de Bachillerato porque no tienen relevancia cuando cuentas con estudios universitarios.

¿Debería incluir las calificaciones, becas o premios recibidos durante mi formación?

Aplica el sentido común.

Si eres recién graduado o un profesional junior sin experiencia, poner las becas, premios o buenas calificaciones en el CV es importante. Te permitirá diferenciarte de otros candidatos que tienen la misma formación, resaltar competencias y compensar la falta de experiencia laboral.

No todo el mundo cuenta con reconocimientos académicos, así que aprovéchate.

Pero recuerda que solo te conviene incluir los méritos o calificaciones cuando tus estudios estén relacionados o sean de interés para el puesto.

Es decir, si ganaste un premio de pintura juvenil en 1º de ESO y estás solicitando un puesto de trabajo de contable a tus 31 años, no lo pongas.

En cambio, si es un premio en un concurso de fotografía en tu ciudad y te interesa un puesto de diseñador gráfico, puede sumarte muchos puntos si lo pones.

Obvio ¿no?

¿Cómo y cuáles debería incluir?

Las calificaciones: Únicamente ponlas cuando has obtenido un promedio sobresaliente. Si tu calificación es más baja, no, ¿para qué lo quieres poner?

Las becas y reconocimientos:  Son sinónimo de talento o una excelente  trayectoria académica, así que, tanto si eres un profesional junior como si eres un profesional como experiencia, inclúyelas. Lo mismo debes hacer si obtuviste una mención especial por tu trabajo de fin de grado o en un proyecto especial universitario.

Lo puedes hacer después de la formación académica.

Aunque si tienes muchos reconocimientos siempre puedes añadir una sección especial en tu CV y organizarlos de manera cronológica inversa.

¿Debería incluir los estudios no acabados?

En teoría sí.

Nadie es perfecto, puedes haber tenido mil y un motivos razonables por los que hayas tenido que dejar tus estudios.

Y seguro que tendrás tiempo de explicar por qué en la entrevista.

Pero como siempre, también depende.

Por ejemplo, si comenzaste a estudiar 1º de carrera y lo dejaste ese mismo año, o si tus estudios no están relacionados con el puesto, sería mejor omitirlos.

Pero obviamente si estás actualmente realizando esos estudios, o has tenido que parar circunstancialmente (pero tienes previsto acabarlos en un plazo determinado), sí debes incluir esa formación.

Puedes poner “cursando  actualmente” o “ en curso” por ejemplo.

Recuerda que debes añadir: el nombre de la Universidad, la carrera que cursaste, la fecha de inicio y fin, y el último semestre o número de créditos aprobados.

¿Debería incluir mis estudios si estoy sobrecualificado para el trabajo?

Primero piensa bien si estás sobrecualificado para el cargo.

Compara tu perfil profesional (estudios, experiencias, competencias), con el del puesto de trabajo, y evalúa si estás por encima o por debajo de lo requerido.

Si consideras que estás sobrecualificado para un cargo, pero te interesa el trabajo y la empresa, en vez de pensar en ocultar información, te recomendamos valorar si las responsabilidades y retos de la posición te mantendrán comprometido y si podrás ajustarte al nuevo salario (probablemente inferior).

Te pongo un ejemplo para saber qué hacer en este caso:

Tu último cargo fue el de Director regional de ventas. Pero debido a la situación actual, te ves obligado a presentarte a un puesto de menor responsabilidad: delegado de ventas.
Esto no solo significa un puesto jerárquicamente inferior, sino salir más a la calle, solucionar más problemas directos con clientes y realizar informes que antes te llegaban a ti.

¿Por qué no te preguntas primero, antes de enviar tu CV, si estás dispuesto a dar un paso atrás, y a hacer un trabajo más táctico y menos estratégico?

Si decides que sí, tienes que tener un plan.

Te explico, las empresas tienen miedo de contratar personas sobrecualificadas porque creen que durarán poco en el trabajo. Así que la clave es que demuestres que estás suficientemente interesado para hacer carrera en su empresa a medio plazo.

No se trata de mentir u ocultar información, sino de destacar en tu CV los aspectos que hacen “match” con la posición vacante: ya sean habilidades, experiencia o formación, y enviar tu CV junto con una carta de presentación o email en la cual le hagas saber a la empresa tu interés por el puesto y lo que puedes aportar.

Evita decir que optas a este trabajo porque no tienes otras opciones. La idea es transmitir que estás interesado en permanecer, y que eres comprometido y responsable.

¿Debería poner los cursos que no puedo acreditar?

La respuesta es sí. Puedes y debes poner los cursos que hayas realizado aunque no tengas ningún título, para destacar los conocimientos y las habilidades obtenidas en ese curso.

No te va a perjudicar.

De hecho todos sabemos que un papel no garantiza las competencias y conocimientos, pero también es verdad que muchas empresas suelen pedir los certificados de los cursos realizados.

Ya sabes que la “titulitis” está muy extendida hoy en día.

Así que si te lo piden, tendrás que explicar por qué no tienes ninguna certificación.

Si se trata de una certificación importante, que necesariamente tengas que presentar, intenta obtener algún documento que valide tu formación.

¿Dónde poner la formación en el CV?

Depende del nivel del nivel de experiencia y el tipo de formación de cada candidato:

  1. Si eres recién graduado universitario: te recomendamos ponerlo en el tercer apartado (justo después de datos personales y objetivo profesional). Y en caso de haber obtenido una calificación destacable señálalo.

    Licenciatura en Derecho 2007-2011
    Universidad de Deusto
    Calificación media: Sobresaliente

  2. Si sólo tienes educación secundaria obligatoria y piden un nivel más alto de educación, cambia el formato tradicional por un CV funcional. En este formato te centras más en la sección habilidades y competencias para enganchar al reclutador con tus puntos fuertes, restando importancia a tu formación.
  3. Si eres un profesional con mucha experiencia, la formación debe ir después de la experiencia profesional. En caso de tener varias titulaciones, masters o cursos, menciona solo aquellos que son relevantes para la posición y no todo el historial.
  4. Si no has terminado los estudios indica la carrera, Universidad y la fecha estimada de graduación. Si tienes varias formaciones iniciadas pero no has terminado ninguna, muestra solo aquella que está relacionada con el cargo vacante, de lo contrario darás la impresión de ser una persona que no sabe lo que quiere o que es inestable.
  5. Si estás sobrecualificado, pon la formación después de la experiencia y resalta en el CV solo aquellos aspectos que son claves para el puesto.
  6. Si no tienes formación ni experiencia relacionada con el trabajo, utiliza un CV funcional, que te permita destacar tu objetivo profesional, tu interés en la empresa, así como tus habilidades y competencias.

¿Los cursos complementarios y certificados se ponen en la sección formación o en una sección independiente?

Si te refieres a un máster, doctorado o curso de especialización de tu carrera, debe ir en el apartado de Formación académica.

Si son otros cursos complementarios y certificados, que estén relacionados con la posición vacante, de formación académica, puedes ponerlos otra sección: formación complementaria.

Ordénalos de forma cronológica inversa y utiliza el siguiente esquema: Nombre de la formación, Instituto o proveedor que te certificó, fecha y lugar.

Por ejemplo:

Certificación en SAP, Universidad de Valencia, 2017.

¿En qué sección pongo los idiomas: formación complementaria o idiomas?

Todo depende de la relevancia que tenga para el trabajo el conocimiento del idioma, y del nivel de dominio.

Por ejemplo, si para el puesto se exige que el candidato hable inglés y francés fluido y cumples este requisito, puedes crear un apartado de idiomas, para resaltar que eres bilingüe en inglés y que hablas francés a nivel avanzado.

Pero si tienes un nivel más bien medio-bajo y no es obligatorio para la posición, puedes colocarlo en Habilidades. 

Por cierto, una cosa más.

No pongas que hablas español como idioma, es obvio que lo dominas (a no ser que seas extranjero).

Consejos para optimizar tu formación académica

  • Analiza la posición vacante y los requisitos antes de escribir tu formación.
  • Prioriza y organiza la información relevante que necesitas destacar.
  • Reorganiza tu CV teniendo en mente la formación, habilidades y logros más relevantes para el cargo.
  • Ajusta tu CV a la oferta, sin mentir, pero acentuando lo que más te conviene. Hay que dominar el arte de “maquillar” el CV.
  • Excluye las formaciones y cursos que has realizado por hobbies y que no son acordes a la posición.
  • Actualiza y complementa tu formación para estar a la altura del mercado laboral.

¿Sabes ya cómo poner la formación académica en el CV?

Pues demuéstralo. Actualiza tu CV, adapta tu CV a la oferta de empleo, y resalta tus conocimientos y competencias necesarias para el trabajo y la empresa.

Cuando aprendas a reflejar todo lo que sabes y vales en el CV, conseguirás más entrevistas.

Seguro.

Artículos relacionados

¿Necesitas ayuda con tu búsqueda de empleo? Déjanos echarte una mano
Revisión de currículum
89
90
  •  
Redacción de currículum
149
90
  •  
Mentoring para entrevista
79
90 por hora
  •  
Traducción de CV al inglés
99
90
  •  
Traducción de CV al francés
99
90
  •  
Ir arriba