freelancer

Cómo hacer un buen CV para freelancer (ejemplos + plantillas)

Ser un trabajador freelance, más que una moda, es un estilo de vida y trabajo. ¡Cada vez somos más los que queremos ser independientes y ofrecer nuestros servicios!

Pero para poder ser contratados, primero necesitamos un buen CV. Un CV atractivo, que ofrezca una visión rápida y general de nuestro perfil y nuestros trabajos, y que nos consiga entrevistas.

Ese debe ser nuestro primer reto. Por eso, hoy queremos darte algunos consejos para crear el currículum perfecto si estás buscando nuevas oportunidades laborales y quieres trabajar como freelance.

Ejemplo de CV de freelance

cv freelancer
CV realizado con nuestra plantilla CV Calypso

Consejos para un CV freelance perfecto

Vamos a ver unos breves consejos para marcar la diferencia en tu CV freelance.

1) Redacta un buen título

Esto significa, un título que responda a las siguientes preguntas: ¿quién eres profesionalmente y cuál es tu especialidad? 

Un buen título te permitirá distinguirte de otros candidatos, atraer la atención y facilitarle a tu cliente potencial, hacerse una idea de tu perfil profesional.

Para elegirlo lee antes la oferta de empleo, identifica las palabras clave, y combínalo con el trabajo o servicio que puedes ofrecer.

Por ejemplo:

«Diseñador gráfico especialista en animación 3D, altamente orientado al cliente»

«Consultor de RRHH con 10 años de experiencia en Compensación y Beneficios»

2) Actualiza tu información

Esto es algo que aplica a cualquier profesional sea cual sea su sector, pero más aún si eres freelance o trabajador independiente, por la variedad de proyectos o clientes que habrás tenido.

Tu CV tiene que estar en constante actualización, para mostrar tu evolución, tus participaciones en proyectos, tu formación continua, tus habilidades adquiridas, herramientas, etc.

Pero sobre todo, para poder adaptarte a las oportunidades que encuentres.

De esta manera sumarás puntos y estarás más cerca del trabajo que deseas.

3) Haz un CV más atractivo

No te la juegues. La primera impresión es importante.

Luego va a ser difícil cambiarla.

Por eso, asegúrate de crear un CV con un diseño atractivo, bien estructurado, que te represente y que sea fácil de leer.

El formato de CV a utilizar dependerá mucho de cada perfil, pero lo importante es que destaque tu profesionalidad, competencias y que toda la información relevante que quieres mostrar, esté ordenada en función de la vacante.

Una buena opción, para no tener que crear tu CV desde cero, es utilizar una plantilla de CV descargable. Te facilitará el trabajo, y te garantizará un currículum adaptado a tus necesidades.

Aquí tienes algunos ejemplos de plantillas de CV para freelance:

cv freelance

cv freelance

cv freelance

4) Adapta tu CV al puesto y empresa

Hablábamos antes de diferenciarte y de destacar ¿no?

Pues no hagas un CV estándar.

Demuestra que tienes lo que ellos buscan personalizando el contenido.

Adaptar significa identificar y añadir palabras clave a tu CV (esos aspectos que has detectado que ellos valoran), resaltar habilidades técnicas, revisar y ajustar las responsabilidades de cada experiencia según las funciones descritas en la vacante, mostrar logros que muestren que eres capaz de conseguir los objetivos de la empresa…

En definitiva, adaptar tu información de manera que refleje que eres lo que la empresa está buscando. 

Si tienes muchas experiencias diferentes, puedes agruparlas por funciones en lugar de por orden cronológico.

Por ejemplo:  «Community Manager», «Social Media Manager», «Copywriter», “diseñador UX”

Pon en primer lugar los trabajos que están relacionados con la oportunidad o proyecto para el cual te estás presentando, de esta manera lograras motivar a tu cliente o reclutador a seguir leyendo tu currículo hasta el final y tendrás más oportunidades de ser el elegido.

Leer más: Cómo adaptar el CV a la oferta de empleo (análisis y ejemplos)

5) No sigas el orden cronológico

Mejor ordena tu CV por orden de relevancia.

Da más importancia a tus trabajos más importantes y cambia el orden en tu experiencia según la vacante que te interese.

Y si tienes huecos laborales, tienes varias alternativas para cubrir esos períodos de inactividad:

  • cambiar el formato de las fechas
  • agrupar experiencias por funciones
  • rellenarlos con otras formaciones o actividades.

Estructura del currículum: secciones imprescindibles para un CV freelance

Ahora te explicamos qué debes poner en cada sección, para que no te queden dudas:

Datos personales

Esta es la parte fácil.

Añade solamente tus datos de contacto: tu nombre completo, número de contacto y tu email más profesional. 

Si también has trabajado tu marca personal en redes sociales, podrías incluir aquí tu cuenta de Twitter, LinkedIn o Facebook.

E incluso si tienes, el enlace a tu web, blog, o portafolio de proyectos.

Todos estos enlaces deben estar en consonancia con tu profesión y deben ayudarte a reforzar tu perfil. Si no es así, mejor que no los menciones.

Título profesional

Incluye una breve descripción de máximo una línea debajo de tu nombre y apellidos para ayudar al que lo lea a reconocerte como un profesional adecuado para el puesto.

Perfil profesional

Y llegamos a una de las secciones más importantes del CV y que no todo el mundo la utiliza.

Sácale partido y envía un mensaje al reclutador o cliente contundente, que comunique tu propuesta de valor, lo que te diferencia de los demás.

Puedes hablar de tu especialidad, habilidades, logros… pero recuerda ser breve y adaptar siempre tu perfil a la oferta.

Cuanto más se acerque a lo que buscan, más probabilidades tendrás de obtener ese trabajo.

Aquí te dejamos varios ejemplos de perfil profesional para inspirarte.

Experiencia: ¿Cómo poner tu experiencia freelance en el CV?

Como seguramente hayas tenido varios proyectos al mismo tiempo, puedes agrupar tus experiencias por empresas o clientes, categorías profesionales, o funciones, etc.

Ordena los proyectos realizados poniendo siempre primero los proyectos que estén relacionados con la oferta e incorpora palabras clave enunciadas en la oferta que estén relacionadas con la experiencia.

Además, debes resaltar tus competencias y experiencias en el área de interés de la empresa y enumerar los logros que hayas alcanzado (por ejemplo: gestión simultánea de varias redes, adaptando el estilo a cada una de ellas)

¡Es el momento de mostrar todo lo que has hecho!

Nota: si no tienes experiencia, pon tus estudios y habilidades en primer lugar, y en tu perfil profesional habla de tus motivaciones, y todo lo que puedes aportar.

Formación

La formación siempre va en orden cronológico inverso.

Los datos que debes incluir son los siguientes:

  • Nombre del centro o universidad donde te graduaste
  • Ciudad
  • Grado o titulación alcanzada
  • Año de graduación

Recuerda: si tus estudios son lo más interesante para el puesto que te interesa, conviértelos en tu bloque central y principal del CV.

Habilidades

Los empleadores buscan competencias y habilidades específicas en función del trabajo, así que te recomendamos que resaltes lo que eres capaz de hacer.

Es importante que pongas tanto los conocimientos técnicos como las habilidades blandas requeridas, porque te ayudarán a pasar los filtros ATS.

Estás son algunas de las competencias blandas más solicitadas actualmente:  creatividad, liderazgo, flexibilidad, buena comunicación, capacidad para trabajar en equipo, capacidad para trabajar bajo presión, multitasking, etc.

Y las habilidades técnicas dependerán de tu sector. Pueden ser lenguajes de programación, herramientas técnicas de diseño, de análisis de los datos, de gestión de equipos, etc

Mejor si utilizas viñetas para que se vean de un vistazo y no añadir demasiadas.

Otras secciones

¿Se te ocurre otra sección que puedes incluir para potenciar tu CV?

Aquí te dejamos algunas ideas.

Tus proyectos personales

Si tienes una web, un blog, un canal de Youtube o cualquier otro proyecto donde muestras lo que sabes hacer, marcarás la diferencia.

Y demostrarás interés profesional, iniciativa propia, dedicación y motivación.

Publicaciones

La mejor forma de probar tus conocimientos e interés en el sector es a través de publicaciones.

Por eso, si has publicado algo relacionado con el proyecto para el cual te postulas, no olvides incluir el enlace.

Si tienes muchas publicaciones, puedes elegir las más relevantes o las más recientes.

Organízalas por fecha y recuerda mencionar a los que colaboraron contigo si se trata de un trabajo de equipo.

Certificaciones

Destaca también las certificaciones relacionadas con la profesión o el proyecto que te estás presentado.

A menos que sean muy antiguas o no estén vigentes.

Listado de clientes con los que has trabajado

Otra buena idea es añadir tu lista de clientes más importantes, especialmente si pueden dar una referencia positiva de tu trabajo.

Añade el nombre de la empresa, la fecha y la persona contacto.

Pero cuidado con dar demasiada información, debes respetar la confidencialidad de tus clientes y mostrarle a tu futuro empleador que harás lo mismo si te contrata.

Premios o reconocimientos

Menciona aquellos que vayan de la mano con el proyecto para el cual te postulas.

Explicando la razón por la cual lo obtuviste, quien te lo otorgó y la fecha.

Idiomas

Los idiomas siempre van a aumentar tus posibilidades de ser seleccionado. Sobre todo si son requisito en tu futuro trabajo o si vas a trabajar en una empresa extranjera o internacional.

No olvides indicar el nivel en el idioma y el título si posees.

Intereses

Los intereses o hobbies pueden ser una opción para enriquecer el CV.

Señala preferiblemente los que desarrollen  habilidades requeridas para el puesto.

Por ejemplo: Jugar a fútbol – trabajo en equipo

Voluntariado

El hecho de que estés dispuesto a dedicarte voluntariamente a algo solo para aprender y poder ayudar a otros, va a hacer que cualquier empresa se interese.

¡Dale al voluntariado la importancia que se merece y añade tus experiencias de voluntario en una sección independiente en el CV!

Te servirán para destacar tanto las competencias transversales que hayas adquirido: la comunicación, capacidad de aprendizaje, trabajo en equipo; como las competencias personales: la proactividad, el compromiso o la empatía.

Conclusión: cómo hacer un CV freelance

Como has podido ver el currículum es una pieza fundamental para impulsar la carrera de cualquier profesional, incluso si eres freelance.

No es que tu CV sustituya al portafolio, pero lo complementa de manera significativa, y refuerza tu marca personal, te permite superar los filtros ATS, posicionándote en los primeros lugares frente a  los competidores.

¿Estás listo para lanzarte al mundo freelance?

Pues no olvides cuidar el diseño, adaptar el contenido a la oferta, y destacar tus puntos fuertes: competencias, habilidades, experiencias o logros. ¡Nosotros te ayudamos!

¿Necesitas ayuda con tu búsqueda de empleo? Déjanos echarte una mano
Revisión de currículum
89
90
  •  
Redacción de currículum
149
90
  •  
Preparación para entrevista
89
90
  •  
Traducción de CV al inglés
99
90
  •  
Traducción de CV al francés
99
90
  •  
Ir arriba