objetivo laboral en curriculum

¿Deberías incluir tu objetivo laboral en tu CV?

¡Por supuesto que sí! A pesar de lo que piensa mucha gente, incluir tu objetivo laboral es totalmente necesario.

Y te diré más, puede servirte para destacar tus puntos fuertes y reforzar tu currículum.

Así que piensa bien lo que vas a escribir en este apartado, depende de tus habilidades y de lo que busca la empresa. Y utilízalo como una mini introducción para adelantarles tu idoneidad para el puesto y para que sigan leyendo.

¿Para qué sirve este apartado del CV?

El objetivo laboral resume cuáles son tus metas profesionales y tus motivaciones, en otras palabras, por qué solicitas ese empleo en esa empresa.

Habla de tus aspiraciones, pero también de lo que estás dispuesto a aportar al puesto de trabajo y la empresa.

Un objetivo laboral bien redactado representa la respuesta a dos preguntas fundamentales que se hace el empleador:

Qué espera este candidato de mi empresa y qué puedo esperar de este candidato.

A veces estamos tan enfocados en redactar la experiencia laboral o nuestras habilidades profesionales, los conocimientos y la formación que nos distingue, que no le damos mucha importancia a este apartado del currículo, por lo que nos limitamos a señalar que queremos incorporarnos a una empresa que nos de estabilidad. O señalamos que deseamos trabajar en nuestra área de especialidad o de formación. En ambos casos estamos cometiendo un error garrafal.

El objetivo laboral debe describir nuestras expectativas, presentar nuestra cualificación profesional para el puesto y también, mostrar lo que podemos aportar a la empresa. Sólo de esta manera incrementarás el interés de los seleccionadores en tu currículum.

¿En qué casos deberías incluirlo?

Un objetivo laboral informa al reclutador qué quiero y qué puede esperar de mí, por tanto, SIEMPRE deberíamos incluirlo en nuestro currículo, al menos si estamos buscando un trabajo o puesto en particular.

Especialmente si estás intentando cambiar de profesión, es super fundamental definir bien tu objetivo en tu currículum. 

Imagínate lo confuso que puede ser para un seleccionador recibir un currículum de un candidato con 10 años de experiencia en Marketing para un puesto de Coordinador de personal en una oficina.

Sin el apartado objetivo, el reclutador puede asumir directamente que esta persona se ha equivocado al enviar el curriculum porque no entiende nada.

Sin embargo, si el candidato escribe el objetivo del cv, le sirve para explicar dos cosas importantes: el cambio de profesión, y para demostrar que a pesar de que aparentemente parece menos preparado que los demás, todas sus habilidades y aptitudes que encajan perfectamente con el puesto.

También puede ser de ayuda en este caso, escribir una carta de presentación.

Así que ya ves, si escribes tu objetivo laboral con perspicacia y lo ajustas al perfil que busca la empresa, conseguirás destacar sobre el montón.

Si estás interesado en un contrato de larga duración y con posibilidades de promoción, es decir, interesado en desarrollar una carrera, también es primordial incluir tus objetivos laborales de corto y medio plazo.

De este modo demuestras que sabes cómo quieres dirigir tu trayectoria profesional, y que tienes interés en contribuir a la estrategia de crecimiento y a la visión organizacional de la empresa.

Pero asegúrate de que tu objetivo está bien escrito, a medida de lo que buscan, y no es un objetivo genérico que no aporta nada.

Consejos para redactar el objetivo profesional

  • Es crucial que personalices y ajustes tu objetivo profesional con el cargo en el que estás interesado.  
  • Nada de frases cliché con un mensaje genérico como: espero buscar un trabajo estable. De hecho, cuanto más específico seas a la hora de definir tu objetivo más posibilidades tendrás de que te escojan para ese trabajo.
  • Céntrate en destacar tus habilidades y aptitudes que pueden servir para el puesto de trabajo o estar relacionadas con él.
  • Otra buena técnica es incluir las palabras clave que puedan haber utilizado en la oferta de trabajo para describir el puesto. De esta forma además conseguirás resaltar cómo tus cualidades encajan con la descripción del puesto.

Ten presente que la idea es poder posicionarte como un candidato atractivo, debes quedarte en la mente del reclutador para que te incluya en su agenda de entrevistas.

  • Sé breve: este no es el lugar de “meter paja” para rellenar. Con 3 o 4 frases productivas es suficiente, pero que cada palabra tenga una razón de ser. El objetivo es como un aperitivo de lo que el seleccionador se va a encontrar.
  • Evidentemente cuidado con las faltas de ortografía: Son una de las causas por las que primero se descarta a alguien.
  • Escribe un objetivo personalizado para cada oferta de trabajo que estés interesado de forma que el seleccionador vea que eres el candidato ideal para el puesto.
  • Utiliza verbos que expresen expectativas: deseo, espero, aspiro. O frases que expresen determinación del tipo: Me propongo, estoy determinado, me visualizo…
  • Explica cómo tus metas coinciden con las necesidades de la empresa. Esto marcará la diferencia entre un objetivo profesional del montón y uno potente.
  • Señala tus puntos fuertes pero sé honesto. Si mientes se acabarán dando cuenta.
  • Habla de objetivos realizables en esta empresa. No interesa que expliques tu objetivo a largo plazo si no está relacionado con este trabajo. Céntrate en objetivos que se puedan desarrollar en esta compañía.

¿Qué evitar al redactar tu objetivo?

  • Las frases hechas o generalidades que no agregan ningún valor: ”busco obtener un puesto como recepcionista”, “Trabajar como vendedora en el sector inmobiliario” No aportan nada al reclutador, poner eso y nada es lo mismo.
  • Hacer declaraciones o afirmaciones presuntuosas, que denoten arrogancia, tales como: «Demostrar que soy el mejor en mi área” , “Demostrar mi dilatada experiencia,  en la que nunca he tenido un fracaso profesional” Son expresiones que lejos de favorecer dan la idea de que eres una persona competitiva y soberbia que no ayudará a crear un clima de trabajo positivo.
  • Uno de los grandes errores que se cometen al escribir el objetivo del currículum es centrarte solamente en ti, en lo que deseas. Recuerda también mencionar por qué puedes ser el candidato ideal para el puesto, y qué puedes aportar tú a la empresa.
  • Antes hemos hablado de ser breve. Utilizar las mínimas palabras para el máximo impacto. No te repitas y evita las redundancias.

Cómo escribir tu objetivo profesional

como hacer un curriculum

Primer paso

El primer paso para escribir tu objetivo si eres un profesional recién graduado es analizar tus talentos, preferencias e intereses y enfocar tus esfuerzos en buscar ese cargo que encaja con tus preferencias, vocación y formación.

Para ello, pregúntate:

¿Qué deseo profesionalmente?

¿En qué tipo de empresa deseo desarrollarme?

¿Cuáles son mis fortalezas?

¿Cuáles de mis fortalezas son más útiles para destacar en un empleo?

¿Qué me gusta y satisface?

¿Qué dirección deseo darle a mi trayectoria profesional?

Dentro de cinco años, ¿en qué tipo de empresa me veo trabajando?

Debes transmitir las expectativas que te has planteado, tus preferencias profesionales y ofrecer al empleador tu potencial y compromiso.

Segundo paso

El siguiente paso es descubrir qué es lo que está buscando la empresa.

Normalmente las empresas publican una oferta de trabajo describiendo los detalles del puesto y los requisitos necesarios para acceder a él.

Así que tu misión es redactar un objetivo adecuando tus habilidades, aptitudes y conocimientos al puesto requerido.

Así el reclutador podrá darse cuenta de lo apto y beneficioso que puedes ser para el cargo.

Ejemplos de objetivo laboral sin experiencia

“Deseo trabajar en una empresa que me permita enfocar mi carrera hacia el área de los negocios bancarios. Académicamente me he especializado en análisis financiero y quiero  desarrollar una carrera profesional en este ámbito a la vez que contribuyo al negocio y el valor de la empresa»

 

“Busco pasar a formar parte de la empresa como becaria y aplicar los conocimientos adquiridos en mis estudios de doble Grado en Marketing y Dirección Comercial…en estrategias reales y contribuir a alcanzar los objetivos de la empresa”.

 

“Como Diplomada en Enfermería en…, aspiro a incorporarme a la Unidad… de su Clínica. Deseo ampliar mis conocimientos adquiridos en las prácticas y les ofrezco toda mi disposición para contribuir con el buen funcionamiento y el éxito del equipo”

Ejemplos de objetivos para un currículum con experiencia:

Cuando has tenido una trayectoria profesional, te has desarrollado en un área o áreas de importancia, debes redactar tus objetivos profesionales haciendo énfasis en lo que puedes aportar a la empresa.

Recuerda incluir las palabras clave que están presentes en la descripción del puesto al que aspiras.

 

“Mi objetivo es formar parte del área contable de su empresa y aportar mi experiencia como responsable de administración y contabilidad en… Les ofrezco mi total disposición y espero contribuir a mantener en niveles óptimos los procesos contables de la empresa”

 

“Soy un apasionado del servicio de atención al cliente, gran comunicador y oyente. Tengo una gran vocación y  por eso deseo trabajar en su departamento de… Les ofrezco toda mi disposición y mi compromiso para aportar un servicio de máxima calidad para que la empresa se mantenga líder”

 

Como profesora de primaria especializada en el Método Montessori, busco formar parte del equipo docente de su colegio para poder así ampliar y desarrollar mi perfil profesional en áreas afines y me ofrezco a participar en las actividades académicas complementarias y extraescolares.

 

Espero que esta guía sobre escribir el objetivo profesional te sirva para escribir un buen curriculum.

Mucha suerte.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba