cambiar de profesión

Cómo saber si es el momento de cambiar de profesión

Sentirnos bien y disfrutar de nuestro trabajo es vital para garantizar nuestra calidad de vida y salud a largo plazo.

Si estás trabajando pero no disfrutas lo que haces, no te interesa aprender más de tu campo, haces el trabajo únicamente porque necesitas un ingreso, no te motiva ascender, o te sientes agobiado y estresado por tu empleo… Quizá ha llegado el momento de evaluar si necesitas cambiar de profesión o trabajo.

En el artículo de hoy te daremos algunas pistas que te permitirán descubrir si estás ejerciendo la carrera equivocada y, si es así, cómo cambiar esto y lograr el trabajo de tus sueños.

➡️ Descubre todos los modelos de CV y elige el que mejor se adapte a tu perfil: Currículums básicos, Currículums modernosCurrículums creativos.

Preguntas que tienes que hacerte a ti mismo

¿Por qué quieres cambiar de profesión?

  1. El primer paso es responderte a ti mismo de manera sincera y honesta por qué quieres hacer un cambio de profesión. Identifica cómo te sientes con la carrera que estás ejerciendo actualmente, ¿realmente lo disfrutas o te sientes desmotivado?
  2. Determina cómo te sientes con tu jefe actual, empresa, compañeros y la rutina laboral.
  3. Con estas dos informaciones, evalúa y reflexiona qué necesitas realmente No es lo mismo un cambio de profesión que un cambio de empleo.
  4. Identifica qué retos necesitas en tu carrera actual. Por ejemplo, analiza si tus responsabilidades actuales están ajustadas a tus aspiraciones.  ¿Te gustaría liderar un equipo de trabajo?, ¿quieres horarios flexibles y no los tienes?, cómo es tu conciliación laboral y familiar?, ¿hay posibilidad de ascenso?, ¿tienes libertad en tu trabajo?, ¿qué tal tu salario?, etc.
  5. Descubre qué cosas son importantes para ti: cierra los ojos y piensa qué harías si pudieras elegir una nueva profesión, qué te da satisfacción, qué te motiva, qué te hace sentir valorado y feliz.
  6. Identifica qué estás dispuesto a dejar: en ocasiones cambiar de profesión implica empezar desde abajo y ganar menos, cambiar de ambiente, horarios, ciudad, etc.
  7. Considera carreras alternativas en función de tus intereses y analiza cómo tus valores y habilidades se alinean con la misma.

¿Qué necesitas para cambiar de carrera profesional? 9 pasos

  1. Descubre tus puntos fuertes, descubre qué se te da bien y qué es lo que disfrutas haciendo. Si vas a cambiar de profesión es importante que elijas algo que realmente te guste hacer.
  2. Si tienes dificultades para descubrir tus fortalezas y lo que quieres hacer, pide apoyo a un especialista, puede ser un orientador laboral, coach o consejero. Ten en cuenta que el autoconocimiento y la confianza son vitales en todo proceso de cambio. Otra opción son los recursos y tests online, puede te ayuden a descubrir tu vocación.
  3. Investiga sobre tu nueva profesión: por ejemplo, si te gusta cocinar y quieres ser un chef, tienes que saber qué habilidades se requieren, las implicaciones de este trabajo, los horarios de trabajo, salario promedio, etc. Busca en internet y pregunta a otras personas que estén ejerciendo esta labor, para que te asesoren y compartan su experiencia.
  4. Complementa tu formación: para tener éxito en cualquier profesión, es indispensable la formación y el desarrollo de habilidades. Invierte en tu educación para que estés listo y tengas oportunidades en tu nueva carrera.
  5. Busca información sobre el sector, investiga a fondo acerca del área, contacta con especialistas de ese sector, solicita información online, participa en reuniones o eventos con personas relacionadas con ese sector y comienza a relacionarte.
  6. Observa el trabajo de primera mano. Puedes intentar conseguir unas prácticas, un contrato temporal o  empezar trabajando de voluntario. Así podrás valorar si tienes el potencial para ese trabajo y si disfrutas tu nueva profesión. Además, te ofrece la oportunidad de conectarte con expertos que te guíen y cuenten sus experiencias y aprendizajes. De nada vale cambiar si al poco tiempo vas a estar frustrado o descontento.
  7. Anticipa posibles obstáculos. Sé realista, no todo va a ser un camino de rosas. En todo cambio va a haber aspectos positivos y negativos. Por eso, anticípate a posibles dificultades y prepárate para hacer frente a cualquier dificultad.
  8. Asegúrate de que tienes una economía sólida antes de lanzarte y dejar tu actual empleo. Investiga, asesórate con especialistas y determina cuánto tiempo puede llevarte lograr el nivel de ingresos requerido para cubrir tus compromisos. Si no tienes dinero ahorrado, no te apresures.
  9. Establece un plan de transición para evitar caer en bancarrota. Empieza a ahorrar, explora opciones de ingresos o trabajos complementarios, evalúa la posibilidad de un préstamo, etc.

¿Qué poner en tu CV?

Uno de los grandes desafíos a los que te enfrentarás si quieres cambiar de profesión será la realización del CV.

Ya que aunque puedes tener muchas de las competencias, contarás con poca o ninguna experiencia para el nuevo rol al que optas.

¿Qué tipo de formato utilizar cuando quieres cambiar de profesión?

Lo que yo te recomiendo como experta en selección, para maquillar tu falta de experiencia, es cambiar el formato cronológico por un formato más flexible.

Puedes hacer un CV mixto, que es una combinación entre el CV funcional y el cronológico.

Esta combinación te permite darle mayor peso a la sección de habilidades y destrezas y de esta manera capturar la atención del reclutador.

tipos de curriculum

¿Qué significa un CV mixto entre funcional y cronológico?

Es un tipo de CV más flexible, una mezcla entre el CV cronológico y el temático.

Presenta la información por áreas temáticas o profesionales, y continua con la organización cronológica de la información dentro de cada sector.

¿Cómo redactar mi CV para cambiar de profesión?

Identifica y detalla tus puntos fuertes, muestra con orgullo lo que sabes.

Ten en cuenta que hay muchísimas competencias y experiencias que son comúnmente requeridas para todas las profesiones y sectores.

Te muestro un ejemplo de competencias y conocimientos que aplican a todos los sectores: liderazgo, comunicación, manejo de presupuestos, supervisión de personal, toma de decisiones, entre otras, son competencias que necesitas para cualquier área laboral (marketing, ventas, manufactura, RRHH, restaurantes, tecnología, cocina, emprendimientos, entre otros).

Destaca también las habilidades, conocimientos y experiencias de trabajo que te sirvan para el nuevo puesto.

Te permitirá potenciar y demostrar tus habilidades y competencias para el nuevo trabajo.

Por ejemplo:

Si has sido dependienta y ahora quieres trabajar de recepcionista en un hotel, puedes destacar tus habilidades comunicativas, tus aptitudes para una buena atención al cliente, tu capacidad de trabajar bajo presión o tu buena organización.

O puedes mencionar alguna tarea o responsabilidad que tuvieras como dependienta que pueda estar relacionada con el puesto de recepcionista.

Por ejemplo: «Como dependienta, estuve a cargo de la tienda Muebles Guerrero, donde realicé tareas de atención al cliente y venta, manejo de programas informáticos para gestión de tiendas e inventario,  y elaboración de presupuestos de cocina. Lo que me permitió desarrollar mis habilidades administrativas e informáticas y demostrar grandes cualidades para una excelente atención al público.«

Es importante también que muestres pasión y motivación por la profesión. Puedes usar el apartado perfil profesional para explicar un poco tu motivación para el cambio o una carta de presentación explicando tu objetivo.

¿Cuáles son los principales miedos a los que te enfrentarás?

  • Miedo a fallar.Es normal sentir miedo a fallar. Si ahora mismo tienes un trabajo que te guste o no, te está proporcionando una seguridad económica, o un salario cada mes, es aterrador pensar en cambiar y que te salga mal. Luego ya no podrás volver y no sabrás qué hacer. Pero tienes que saber que ese miedo a fallar es un “truco de nuestro cerebro” que nos pone excusas para que no nos atrevamos al cambio. Pero la mejor forma de vencer tus miedos es enfrentándote a ellos. Así que si te preparas para lo que quieres, estableces un plan, buscas apoyo de una persona experimentada, poco a poco ganarás la confianza y podrás afrontar tu nueva carrera sin temor.
  • Inversión en tiempo o dinero, dependiendo lo contundente que sea el cambio de profesión, tendrás que invertir dinero en tu formación y tiempo extra para estudiar, documentarte y prepararte para el nuevo comienzo. Por ejemplo: si eres peluquera y quieres ser administrativa tendrás que estudiar al menos un FP en Administración y Finanzas. Esto podría afectarte y generarte algo de estrés, pero ciertamente valdrá la pena a largo plazo.
  • Miedo a las críticas: hagas lo que hagas la gente siempre critica. Así que no te paralices por esto; lo importante es cómo te sientes tú con el cambio y cómo afectará tu vida de ahí en adelante. Busca apoyo en tu familia, pareja y algún amigo o coach que acompañe.
  • Inseguridad. Tienes dudas sobre si vas a ser lo suficientemente bueno en la nueva profesión, o si vas a fracasar. Esto es algo totalmente normal, la única manera de afrontar estos miedos o creencias es capacitarte anticipadamente, hacer alguna práctica voluntaria y ahorrar algo de dinero por si fuera requerido para el proceso de transición.

miedos cambio

¿Qué tiene en común la gente que lo ha conseguido?

Según distintos expertos, las personas que han tenido éxito han demostrado tener en primer lugar la convicción y el coraje para emprender un nuevo camino.

Han demostrado compromiso con su carrera y han complementado su formación de manera continua.

Por otro lado, las personas exitosas establecieron un plan de acción con fechas y ejecutaron cada una de las acciones hasta lograr su sueño.

La clave para el éxito implica más allá de querer algo, hay que ser perseverante y llevar a cabo las acciones necesarias para lograrlo. No darse por vencido a la primera de cambio, si algo no te sale bien, analiza por qué, ajusta, persiste y te aseguro que triunfarás.

Consejos

  • No cometas el error de cambiar de profesión por los motivos incorrectos: como un jefe que no te gusta, compañeros de trabajo… ese no es un motivo para cambiar de profesión. Puedes cambiar de empleo debido a tu situación laboral actual, pero eso no significa que no te guste tu profesión.
  • Confía en tu instinto, el instinto suele enviarnos señales para protegernos y también para advertirnos que debemos cambiar, hacer algo por nosotros y nuestra felicidad.
  • Prepárate para un nuevo comienzo, asegúrate de contar con el respaldo de tu pareja y algún familiar, que te apoye, te aconseje e impulse si se presenta alguna dificultad en el camino.
  • Toma acción, muchas personas pasan la vida frustradas preguntándose qué hubiese pasado si…
  • Asesórate con expertos en la carrera que vas a emprender y de ser necesario busca un consejero o coach.

Conclusión

No importa tu edad o la razón por la que no estés satisfecho con tu carrera actual, tal vez sea por aburrimiento, después de 8 años en el mismo puesto, estrés o porque te sientes infravalorado.

Tú puedes cambiar tu rumbo y empezar de nuevo si así realmente lo deseas.

Pero antes de cambiar, recuerda considerar las cosas que realmente te motivan y atraen, así como tus habilidades y valores personales.

Una vez tengas claro qué es lo que quieres y por qué lo quieres, solo necesitas pasar a la acción.

No sigas esperando.

Si de verdad quieres algo, tienes que ir a por ello.

Lo peor que te puede pasar es que no te atrevas a cambiar y pienses ¿qué hubiera pasado si lo hubiera intentado?

El tiempo vale oro, así que anticípate, investiga, fórmate, busca apoyo y pon en marcha tu plan.

Por último, ten en cuenta que el cambio de carrera implica algo de tiempo, sacrificio e inversión.

Cambiar de profesión no va a ser fácil, pero vale la pena.

Al final te sentirás realizado profesionalmente, tendrás mejor calidad de vida y serás más feliz.

“Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida”

Confucio

Ir arriba