modelo baja voluntaria en una mesa

Modelo de carta de baja voluntaria (guía + plantillas de ejemplo)

¡¡Decidido!! ¡¡Se acabó, dejas el trabajo!!

Tienes tus motivos para marcharte. Eso lo tienes claro.

Lo que seguramente no tengas tan claro es lo que tienes que hacer para irte de la mejor forma posible y no cerrarte puertas.

¿Sabes cuánto tiempo tienes que dar de preaviso?
¿Cómo y cuándo deberías comunicarlo a la empresa?
¿Cómo escribir la carta de baja voluntaria?
¿Cuáles son tus derechos y deberes?

Ni idea ¿no?

Pues has llegado al lugar correcto porque hoy respondemos todas las preguntas que te puedan surgir a la hora de gestionar tu baja voluntaria y te explicamos cómo comunicar tu renuncia de forma asertiva.

Todo sobre la carta de baja voluntaria

Qué es la carta de baja voluntaria

La carta de baja voluntaria es un documento breve, claro y preciso, que notifica tu decisión de dejar tu trabajo voluntariamente. 

¿Es necesario hacerlo por escrito?

Sí, siempre es mejor que quede constancia. Lleva dos copias para que tanto la empresa como tú podáis tener una copia firmada y sellada.

Eso sí, antes de hacerlo por escrito habla primero con tu responsable o con RRHH para explicarle la situación. Mejor que se entere por ti que por terceros ¿no?

¿Es necesario dar un preaviso a la empresa?

¡Definitivamente sí! Siempre que puedas, avisa con tiempo. Además de lo que es o no legal, es un tema de responsabilidad e imagen profesional.

El plazo habitual de preaviso son 15 días , pero puede ser más según el convenio, o el contrato.

¡Y ojo! Porque en caso de que no cumplas el preaviso, la empresa te podrá descontar los días del finiquito, de acuerdo a lo que establezca el convenio colectivo (no aplica si estás en período de prueba).

¿Cómo comunicar tu renuncia voluntaria a la empresa?

Pide una reunión con tu responsable o superior y cuéntale que quieres dejar la empresa.

Cuando le expliques los motivos, intenta no centrarte en lo negativo, ni criticar a la empresa o a los compañeros. Utiliza un lenguaje asertivo y no entres en discusiones. Recuerda que siempre es mejor quedar bien, y nunca se sabe, la vida da muchas vueltas.

Después de la conversación, puedes entregar la carta de renuncia voluntaria.

¿Cómo entregar la carta de baja voluntaria?

entregar en mano

Si trabajas en la misma ciudad, entrégala personalmente en mano. Y acuérdate de llevar tu carta por duplicado, una para quedártela tú y otra para ellos.

Si vives o trabajas en una ciudad diferente, consulta los pasos a seguir. Pregunta a quién la debes dirigir, y asegúrate de cumplir las políticas de la empresa.

Por último, si no quieres entregarla tú personalmente o crees que te pondrán problemas, puedes enviarla por burofax.

¿Debería pedir que me firmen y me sellen una copia de mi carta?

Sí, la copia de la carta te servirá como evidencia de que renunciaste voluntariamente, te permitirá agilizar los trámites con la empresa y te servirá como referencia laboral para el futuro.

¿Cuándo dar la carta de baja voluntaria?

Depende del Convenio Colectivo o de lo que esté pactado en el contrato de trabajo. Pero lo más habitual es darla con 15 días naturales de preaviso.

¿Qué tiene que incluir la carta de baja voluntaria?

contenido carta de baja voluntaria

  • Fecha actual: Pon la fecha del día que estás anunciando tu decisión en la parte superior del documento.
  • Datos de la empresa: Señala el nombre de la empresa, CIF,  destinatario y el cargo de la persona a la que te estás dirigiendo.
  • Datos del trabajador: Nombre, apellidos y DNI
  • Saludo: Inicia tu carta con un saludo corto y formal. No importa si sois buenos amigos, siempre debes mantener la formalidad.
  • Cuerpo del mensaje: Después del saludo informa de manera precisa y concisa tu decisión de terminar la relación laboral con la empresa. No hace falta que especifiques el motivo por el que te vas.
  • Fecha de salida: Especifica la fecha hasta la cual estarás trabajando.
  • El puesto de trabajo que dejas (opcional): Especifica el rol que dejas y el departamento en el que trabajabas.
  • Agradecimiento: Breve y directo. No es momento de dar explicaciones
  • Tu nombre y firma: como en toda carta formal, debes acabar con tu nombre y firma.

Cómo escribir la carta de baja voluntaria: paso por paso

Ahora que ya sabes la estructura, te diremos cómo redactar la carta:

1. Dirígete al responsable de RRHH o jefe directo

Investiga a quién dirigirla, para que lo hagas por el canal correcto y evites retrasos o malos entendidos.

2. Indica el puesto al que renuncias, la fecha de aviso y la fecha de salida

En el primer párrafo debes especificar la fecha a partir de la cual estás renunciando, mencionar la posición que dejas, los días que estarás realizando el preaviso y la fecha exacta que dejarás la organización.

3. Indica el motivo si se deseas (es opcional)

Puedes detallar razones tales como: una nueva oportunidad laboral, mejoras salariales, etc. Aunque si no quieres dar muchos detalles bastará con escribir asuntos familiares o razones personales. Ten en cuenta que muchas empresas hacen entrevista de salida y probablemente te preguntarán por qué te vas.

4. Ofrece tu ayuda con la transición

Dedica un párrafo para informar a la empresa de tu disposición para ayudar, entrenar y/o colaborar con la persona que quedará a cargo de tus tareas.

Ten en cuenta que es importante mantener la relación profesional, nunca sabes si en el futuro querrás volver a esa empresa, o tal vez te encuentres con tu jefe o compañeros en otra compañía.

5. Agradecimiento

Dedica dos a tres líneas para agradecerle a la empresa por haberte abierto las puertas, dado la oportunidad de trabajar, ampliar tu experiencia y ganar aprendizajes. También puedes aprovechar este espacio para destacar algunos aspectos positivos de la empresa como la confianza, el trabajo en equipo, compañerismo, etc.

6. Firma

Para terminar, pon tu nombre, DNI, firma y deja un número de teléfono o email, por si la empresa necesita contactarte.

Consejos para escribir tu carta de baja voluntaria

➡️ Breve y directo

preciso y vete al grano. Recuerda que es una carta de finalización de contrato y no una carta de despedida.

➡️ Tono profesional y utiliza un lenguaje positivo

Aún cuando la relación con tu jefe y el resto de los miembros de la empresa sea informal y de mucha confianza, asegúrate de mantener un tono formal de principio a fin en tu carta. 

Cuida las formas, el tono y las expresiones que utilices, evita tutear o utilizar sobrenombres o frases informales. Tu carta debe reflejar la seriedad y calidad profesional que tú ofreces.

➡️ Pregunta los siguientes pasos que siguen para la liquidación y el finiquito

Habla con tu supervisor o con RRHH para saber o recordarles más detalles: si tienes días vacaciones por disfrutar, horas extras pendientes, etc. mejor informarlo a tiempo, para garantizar que tu proceso de baja se haga de manera correcta y a tiempo.

➡️ Prepara tu carta de baja voluntaria antes de renunciar a tu trabajo

En muchas empresas tienen un formato o plantilla para facilitarte las cosas. Pero si no es así, ten preparada tu carta.

Ejemplos de cartas de baja voluntaria

1. Modelo de carta de baja voluntaria con preaviso según contrato

Carta de baja voluntaria con preaviso

Descargar modelo

2. Modelo de carta de baja voluntaria sin preaviso

Si por razones personales, o la razón que sea, no puedes cumplir el preaviso, te dejamos este modelo de carta.

Carta de baja voluntaria sin preaviso

Descargar modelo

3. Modelo de carta de baja voluntaria o renuncia con 15 días de antelación

Carta de baja voluntaria con 15 dias de antelacion

Descargar modelo

Otras preguntas frecuentes sobre la baja voluntaria (FAQ)

¿Tengo derecho a cobrar paro o a alguna indemnización si presento la baja voluntaria?

No, porque te has dado tú de baja voluntariamente. Ósea que la relación laboral se ha terminado por decisión tuya. Por eso, no tienes derecho a cobrar desempleo, ni tampoco la indemnización por despido por el mismo motivo.

A lo que sí tienes derecho es al pago de tu nómina y al finiquito. Es decir, a que te paguen las vacaciones o la parte proporcional de las pagas extra que no te hayan pagado.

¿Qué es el finiquito?

Es un escrito obligatorio que la empresa entrega al empleado el último día de trabajo, en el que se liquidan todas las deudas que había pendientes entre vosotros, y que firmaréis ambas partes (puedes firmar conforme o no conforme dependiendo de si has recibido o no esa cantidad).

El finiquito incluirá los 15 días trabajados, o el tiempo que esté pendiente de cobrar, las vacaciones generadas pero no disfrutadas, la parte proporcional de las pagas extras, las horas extras y la parte proporcional de los demás complementos.

Nota: no confundas el finiquito con la indemnización por despido. El finiquito se cobra siempre, da igual el motivo de la finalización de la relación laboral: despido, excedencia, baja voluntaria… Y la indemnización por despido es una compensación que te da la empresa si te despide, independientemente de que sea o no procedente.

¿Qué pasa si cambio de opinión y me arrepiento, puedo cancelar la baja voluntaria?

Si no ha pasado el plazo de preaviso, y no se ha producido la baja en la Seguridad Social, aún puedes echarte atrás. Tu contrato seguirá en vigor.

Si ya ha pasado el plazo o has dimitido sin dar el preaviso, no hay nada que hacer, tu relación laboral habrá terminado.

Importante: No presentes una baja voluntaria si es la empresa la que quiere finalizar el contrato.

Por ejemplo: si tu empleador te está presionando para que dejes el trabajo para ahorrarse el proceso de despido, o si estás es una situación de mobbing, no debes causar baja voluntaria porque perderías tu derecho a paro y a indemnización.

Si estoy en ERTE y encuentro otro trabajo ¿debería darme de baja voluntaria?

No es necesario. Podrías darte de baja voluntaria pero te recomendamos aceptar el nuevo trabajo mientras sigues en ERTE, aunque creas que es difícil que te incorpores a tu anterior puesto.

Básicamente porque si no te dura mucho el nuevo empleo, o si no superas el periodo de prueba, te quedarás sin la prestación por desempleo que estás cobrando del SEPE.

Además, también en el caso de que tu primera empresa quiebre y entre en concurso, también perderás todo el derecho a ninguna indemnización.

Una vez se acabe la situación de ERTE, puedes decidir si te vas o no.

En resumen

infografia Cómo escribir una carta de baja voluntaria

Artículos relacionados

¿Necesitas ayuda con tu búsqueda de empleo? Déjanos echarte una mano
Revisión de currículum
89
90
  •  
Redacción de currículum
149
90
  •  
Preparación para entrevista
89
90
  •  
Traducción de CV al inglés
99
90
  •  
Traducción de CV al francés
99
90
  •  
Ir arriba