Cómo reorientar con éxito tu carrera profesional a cualquier edad

La vida da muchas vueltas y hay momentos en ella en los que nos planteamos cambios de todo tipo. También en nuestro ámbito profesional.

Estos cambios laborales a menudo son de crecimiento en una misma línea de continuidad… cambios naturales hasta cierto punto. No obstante, algunos cambios implican un nuevo horizonte, un nuevo rumbo profesional.

Cambiar de funciones, de sector o incluso de profesión son opciones cada vez más habituales en el mundo profesional.

El mundo y el mercado cambian tan rápido, que la inercia nos lleva a cambiar con ellos. No siempre, está claro. Pero cada vez es más habitual.

En este artículo vamos a ver cómo reorientar o redirigir con éxito tu carrera profesional a cualquier edad, en cualquier momento.

1. Evalúa tu satisfacción laboral actual

Qué es lo que te gusta o no te gusta.

Y si ya tienes pensado otro trabajo que te atraiga, identifica las razones del cambio.

No vale “cambiar por cambiar” o porque “necesito un cambio de aires”.

Si quieres que tu cambio de rumbo profesional tenga éxito, evalúa en primer lugar tu satisfacción laboral actual.

Piensa que es lo que te gusta o no te gusta de tu actual trabajo, lo que te motiva, lo que realmente te aporta y viceversa, es decir, piensa en qué se te da bien, cuáles son tus competencias principales y si son transferibles a otro puesto de trabajo.

Al mismo tiempo, piensa qué te atrae de un determinado rol o sector, qué es lo que te mueve y qué tienes y qué te falta para conseguirlo.

Se trata de hacer balance de tus factores internos en relación al cambio profesional y también de los factores externos, como si de un análisis DAFO se tratara (debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades).

2. Analiza tus habilidades e intereses personales

Poniendo énfasis en los factores internos porque son los que más conoces y más puedes controlar, te proponemos que empieces por identificar las habilidades que tienes y las que necesitarás adquirir para conseguir el trabajo que te interesa. 

Una vez tengas detectadas tus habilidades, aquellas que realmente te caracterizan y te hacen diferente como candidato/a, podrás compararlas con las habilidades asociadas al puesto de trabajo, sector o profesión al que te quieres dedicar.

Compara tus habilidades con las habilidades del rol que quieres desempeñar y analiza el “gap” o las diferencias.

De esta forma, podrás potenciar aquellas que tienes y trabajar para conseguir aquellas que no tienes.

Esta misma reflexión la puedes y debes aplicar para las funciones desarrolladas y el sector. Comparar tu experiencia real con aquella que quieres desarrollar y ver qué es transferible de una a otra y qué vas a tener que conseguir para tener éxito te ayudará a “enfocar” mejor y optimizar las posibilidades de éxito.

3. Valora tu situación personal

Además de la parte profesional, es decir, de comparar habilidades, funciones, sectores, etc. recuerda que eres más que un perfil profesional.

Un cambio de una envergadura importante debe considerar la esfera personal.

Valorar tu situación personal implica pensar muy bien cuándo es el momento más oportuno para dar este cambio de rumbo que estamos comentando, ya que los cambios suponen a menudo un esfuerzo personal, cambio de horarios, de logística, económicos, de costumbres… así que requieren energía para cuadrar todo esto.

Elige tu futuro y hazlo en el momento óptimo.

4. Decide si quieres un cambio total o un cambio parcial

Hasta ahora hemos hablado de cambio de profesión y cambio de sector (o industria).

Lo hemos tratado por separado, pero el cambio puede ser parcial (cambiar de profesión y no cambiar de sector o viceversa) o puede ser un cambio total (cambiar de profesión y también de sector).

Cuidado con los cambios totales.

Obviamente son posibles, pero también son más sacrificados.

Va a ser mucho más fácil cambiar de profesión en un sector que ya conocemos o bien cambiar de sector realizando las mismas funciones que desempeñábamos en nuestro trabajo anterior.

El cambio “doble” puede implicar menos transferencia y más esfuerzo para la adaptación.

¿Es posible?

Sí, lo es, pero puede resultar más costoso.

Valora si quieres un cambio parcial o total.

Si lo quieres y si te conviene.

O bien si, a pesar de querer un cambio total, vale la pena dar un paso intermedio para asegurar que pisas más en firme.

5. Establece un plan de acción

Una vez sepas qué tienes y qué quieres y hayas decidido que sí, que es el momento idóneo, establece un plan de acción.

Define tu objetivo y subobjetivos y así podrás desglosar qué acciones tienes que hacer y cómo priorizarlas.

Así que define tu objetivo y organiza tu cronograma.

Incluye en él aspectos como formación necesaria para conseguir tu objetivo, desarrollo de habilidades, adquirir experiencia en un ámbito concreto y, no menos importante, pensar en qué  networking puede ser de ayuda…

¡Utiliza tu red más que nunca para una reorientación de tu carrera profesional!

Quien te conozca bien, te dará más oportunidades.

6. Ten presente la realidad del mercado laboral

Ahora vamos a poner énfasis en los factores externos. Estos, a diferencia de los internos, no los puedes controlar, pero sí que puedes tenerlos presentes para ser más realista en la toma de decisiones.

Tienes que tener claras las posiciones más demandadas en el mercado o, por lo menos, saber si a la que optas tiene más o menos oportunidades.

Del mismo modo, si te atrae un sector en concreto, analiza en qué momento se encuentra, si “hay movimiento” o en cambio es un sector estancado.

Cuando tengas la información, verás más claro cómo llegar a tu objetivo.

7. Reescribe tu currículum

¿Nos ponemos manos a la obra?

Ya tenemos la información en nuestra mente –o en nuestro disco duro-.

Bien, ahora se trata de que nuestras herramientas de búsqueda de empleo estén alineadas con nuestro nuevo objetivo profesional.

Adaptar el currículum es imprescindible en un proceso de reorientación profesional.

El apartado del perfil profesional es muy importante y, sobre el resto, adaptar la experiencia e incluso qué formación dejar reflejada van a ser la CLAVE.

También puedes adaptar habilidades así como hacer referencia a apartados que no habías utilizado hasta ahora como aficiones o proyectos personales.

Si necesitas ayuda extra para re-escribir tu CV, puedes contactarnos a través de:

  • Nuestro servicio de revisión de CV, si quieres que analicemos tu currículo, para que puedas corregir y optimizar hasta el más mínimo detalle.
  • Nuestro servicio de redacción de currículum, si te gustaría que nos conociéramos a través de Zoom, y que resolvamos todas tus dudas y redactemos, organicemos y diseñemos nosotros tu CV.

Articulo relacionado : Cómo hacer un buen CV si eres mayor de 50 años

8. No te olvides de tu perfil de LinkedIn

ejemplo perfil linkedin
Ejemplo de perfil LinkedIn

Ya sabes que tu LinkedIn es la extensión de tu currículum.

Es un nivel superior porque sí que contiene la información del currículum pero es sobre todo tu perfil en una red social profesional que puede abrirte muchas puertas.

Transformar tu perfil de LinkedIn y sacarle el máximo provecho te ayudará en tu proceso de cambio.

¿No sabes por dónde empezar?

¿Quieres darle una vuelta a tu perfil?

Contrata nuestro servicio de Consultoría de LinkedIn y lo hacemos juntos/as.

9. Valora si necesitas una carta de presentación

Nosotros consideramos que siempre está bien disponer de una carta de presentación y “tenerla preparada”, pero en el caso de un cambio de rumbo profesional, la carta de presentación es vital.

Es una muy buena oportunidad para explicar tus motivaciones y porqué eres un buen/a candidato/a a pesar de no tener experiencia en una profesión o sector en concreto.

¿Necesitas ayuda para redactar tu carta de presentación? Añádela por 50€ más contratando tu redacción de CV.

Conclusión: Cómo reorientar tu carrera profesional

El proceso de búsqueda de empleo no es un “coser y cantar” y mucho menos cuando se trata de un proyecto de cambio o ruptura laboral con tu presente actual.

Es decir, cuando hay una reorientación en la carrera profesional hay muchos factores a tener en cuenta.

Valora el hecho de pedir ayuda a expertos/as en orientación y reorientación profesional.

Recuerda que desde Currículum y Trabajo tenemos varios servicios que te ayudarán en un proceso de búsqueda o cambio de empleo.

¡Cuenta con nosotros/as!

Artículos relacionados

¿Necesitas ayuda con tu búsqueda de empleo? Déjanos echarte una mano
Revisión de currículum
89
90
  •  
Redacción de currículum
149
90
  •  
Preparación para entrevista
89
90
  •  
Traducción de CV al inglés
99
90
  •  
Traducción de CV al francés
99
90
  •  
Ir arriba