vocacion profesional

Descubre tu vocación profesional y trabaja en lo que te gusta

Si no sabes qué hacer con tu vida o qué estudiar, no te gusta tu trabajo,  o simplemente te has cansado de hacer lo que haces, este artículo te puede ayudar a encontrar tu vocación profesional y trabajar en lo que te guste.

Pero antes de nada, te voy a decir algo muy importante, que quiero que tengas en cuenta antes de que empieces a leer :

¡No tengas miedo de equivocarte!

Seguramente tengas miedo a elegir mal, arrepentirte, y arruinar tu vida.

Pero piensa que la mayoría de las personas hoy en día ya no tienen una carrera de por vida. De hecho seguramente, cambiarán de carrera dos o tres veces a lo largo de su vida.

Nada es para siempre.

Por lo tanto, no te agobies pensando en tu única vocación profesional. Puede que acabes haciendo eso el resto de tu vida, sí pero puede que no.

Olvídate de la idea de que una carrera es para siempre y de que solo hay una opción correcta.

¡Hay muchas profesiones que podrían funcionar para ti!

➡️ Descubre todos los modelos de CV y elige el que mejor se adapte a tu perfil: Currículums básicos, Currículums modernosCurrículums creativos.

Errores que debes evitar a la hora de elegir carrera profesional

Ahora que ya sabes que no es algo de “vida o muerte”, vamos a analizar los errores más frecuentes que debes evitar:

  • Sentirte obligado a ir “con la corriente”. Estudiar por estudiar, sin estar motivado, te llevará a abandonarlo todo ante el primer obstáculo. No hagas las cosas porque es lo que “toca” o manda.
  • Tener expectativas demasiado altas o poco realistas sobre una determinada profesión, porque acabarás sintiéndote frustrado en el trabajo después. ¡Cuántos sueñan con ser felices y tener éxito y se desinflan después porque encuentran su trabajo aburrido y poco gratificante!
  • No seguir tus sueños por el qué dirán o por la presión de la sociedad. ¿Verdad que alguien alguna vez se ha atrevido a decirte que esa profesión no tiene futuro, es una locura o un fracaso seguro? No te dejes influenciar por los demás, escucha sí, pero piensa por ti mismo.
  • Pensar solamente en el dinero. Obviamente el dinero es importante para subsistir, y tener un salario justo nos ayudará a sentirnos más felices, pero de nada sirve ganar más si pasamos todo el día agobiados o aburridos y llegamos a casa de mal humor y estresados. Esto es muy peligroso, y a medio plazo podríamos terminar somatizando esas emociones negativas en enfermedades.
  • Tener miedo a darle un giro a tu carrera y empezar de nuevo. Si ya tienes una profesión y no la disfrutas, no te quedes parado, no tienes que quedarte allí el resto de tu vida. Lo fundamental es darte cuenta y hacer algo, reconectar con lo que realmente te gusta para conseguir tus sueños.

El secreto para encontrar tu vocación profesional

Si preguntas, verás que existen muchas teorías y formas de saber cuál es tu vocación.

Hay muchos orientadores que dicen que hay que diseñar un plan a corto, medio y largo plazo; otros te dirán que pienses en lo que te apasiona, etc…

Pero la verdad es que no hay secreto, o fórmula infalible.

Así que lo que yo te recomiendo es muy simple.

No le des demasiadas vueltas.

Me refiero a que sí, es imprescindible pensar, proyectarte en el futuro y diseñar un plan de carrera.

Pero ¿de aquí a 10 años?

No, no es necesario.

Todo puede cambiar y cambia en cualquier momento de tu vida y muchas personas se quedan atascadas en su plan o se presionan demasiado y entran en bucle pensando de más.

Lo realmente importante es saber solamente en qué dirección quieres enfocar tu carrera: ¿quieres emprender?, ¿quieres trabajar en una multinacional?, ¿quieres ser freelance?

Y después seguir ese propósito y ser flexible a imprevistos u oportunidades que nos van surgiendo.

Te explico cómo:

  • Hazte preguntas que te ayuden a descubrir lo que quieres:
    ¿Cuáles son tus talentos?
    ¿Qué te gusta hacer?
    ¿Con qué tipo de trabajo te sientes más realizado o te parece más gratificante?
    ¿Qué se te da bien?
    El autoconocimiento es una tarea obligatoria, tanto para descubrir tu vocación como para muchos otros aspectos de tu vida.
  • Si no estás contento en tu trabajo actual, cambia. Sal de tu zona de confort.  No te quedes haciendo algo que no te gusta únicamente por miedo o porque te da seguridad. Analiza si el problema, ¿qué quieres cambiar, es la empresa en dónde estás o la profesión? Así podrás tomar la decisión correcta.
  • Selecciona una profesión que incluya tareas donde puedas desarrollar tus habilidades, vamos, que se te de bien. Porque si te gusta y encima se te da bien, te sentirás realizado. Por ejemplo, si eres de los que les encanta hablar con la gente, ayudar a otros, analizar situaciones, dar consejos, tal vez podrías estudiar psicología o sociología, o te puedes plantear ser profesor.
  • Antes de aceptar o solicitar un empleo: investiga la empresa, para asegurarte de que su filosofía, valores, objetivo, y clima laboral coinciden con tus aspiraciones y valores personales.
  • Mantén la mente abierta a nuevos aprendizajes y actualízate cada vez que puedas.
  • Amplia tu red de contactos a través de redes sociales o amigos, reúnete con gente que haga el tipo de trabajos que a ti te gusta. Pregúntales cómo enfocaron su carrera y pídeles apoyo. Y atrévete a intentar lo que quieres.

Y si eres estudiante…

pero todavía no lo tienes claro, aquí tienes estos consejos:

  • Ayúdate con test vocacionales que te ayuden a descubrir tus aptitudes. Otra opción es acudir a un orientador educativo y/o laboral o coach.
  • Antes de elegir una carrera profesional, pide información acerca de la misma, acerca del plan de estudios, la duración, las salidas profesionales, qué tipo de actividades implica y los lugares en donde podrás ejercer esa carrera.
  • Habla con personas que se dediquen a lo que te interesa y pregúntales sobre su opinión y sus experiencias.
  • Visita ferias de empleo, o de orientación profesional. Podrás conocer centros educativos, Universidades, pedir información sobre diferentes carreras y tener una idea más clara de lo que te interesa.
  • No te sientas presionado a seguir un camino en particular. Ni por modas, ni amigos, ni por tu familia. Decidir tu vocación profesional es difícil pero elige por ti mismo, no dejes que elijan por ti.
  • Visualízate en una carrera determinada y toma conciencia de las sensaciones que te produce el verte en ese rol. Observa si te sientes realizado o al revés, incómodo, son señales que debes considerar.
  • Prueba. Si te lo puedes permitir, hacer prácticas podría ser una buena idea para probar otro sector que no conoces. Si te gusta el trabajo, puede que consigas después un contrato después. Y si no, habrás descubierto que no es lo tuyo y te ayudará a  tener las cosas más claras. Es importante también saber lo que no te gustaría hacer, por mucho que te pagaran. Organiza tus ideas, cuantas más cosas sepas, más fácil será elegir.

Conclusión

Lo dicho. No te agobies, no te dejes influenciar o presionar y no te precipites en elegir cualquier carrera profesional.

Ten en cuenta que todas las experiencias y los conocimientos te pueden ayudar a crecer y te servirán en algún momento de tu vida.

Lo más importante es elegir la dirección primero, algo que te pueda interesar, que te importe, hablar con las personas que trabajan en ese campo y  ser sincero contigo mismo.

Pasamos más de la mitad de nuestra vida trabajando, así que merece la pena preguntarte qué trabajo te hace feliz a ti.

Artículos relacionados

Ir arriba