busqueda de empleo

Aprende cómo diseñar el mejor plan para tu búsqueda de empleo

Emprender una búsqueda de empleo puede ser un proceso largo y frustrante. A veces puedes tener la «suerte» de encontrar algo pronto, y a veces, nada, no hay manera.

Pero, ¿por qué dejarlo todo a la suerte o al azar?

Planificar una buena estrategia de búsqueda de empleo te ayudará a ser mucho más práctico y eficaz.

Por eso en el post de hoy te guiamos paso a paso para diseñar tu plan perfecto para una búsqueda de empleo más eficaz.

Apunta bien y consigue ese trabajo que quieres.

Un objetivo directo al logro

Lo primero y lo más importante es que tengas un objetivo claro para comenzar.

Enfocado en encontrar lo que de verdad te interesa, el trabajo que realmente quieres. Para que pueda aportar, tanto a tu crecimiento personal y profesional, como a la empresa u organización de la cual vas a ser parte.

Teniendo esto claro, es hora de empezar a aplicar una serie de acciones y pasos, que serán tus aliados para diseñar y ejecutar un plan de búsqueda de empleo exitoso.

10 pasos para crear tu plan de búsqueda laboral

infografia plan de busqueda laboral

1) Diseña un currículum estelar

Un currículum nunca logrará transmitir lo que tú mismo puedes conseguir con una llamada o en un encuentro personal, lo que sí está claro es que hacer un buen currículum es la puerta de entrada para mostrar tus principales fortalezas y atraer la atención de cualquier empresa.

Ten en cuenta estas recomendaciones y haz que te contacten:

  • Asegúrate de usar un formato de currículum atractivo, que sea coherente con tu profesión, tu objetivo y marca personal. Aquí te dejamos varios modelos de currículum que te ayudarán a mejorar el diseño de tu CV y marcar la diferencia.
  • Sé breve en tu información personal. Los datos más relevantes siempre serán tu nombre completo, teléfono de contacto, correo electrónico y ciudad.
  • La información educativa es importante, incluye solo la educación formal y lo que sea relevante para lo que quieres encontrar. Especifica institución, ciudad y año de finalización.
  • Si eliges hacer una descripción del perfil, preséntate brevemente y aclara qué tipo de cargos estás buscando, habla de tus expectativas sin olvidar tus competencias y habilidades.
  • Describe tu experiencia laboral de forma que se explique lo que has conseguido (logros concretos, expresados cuantitativa o cualitativamente) y céntrate en las responsabilidades y no en las funciones. Es clave que indiques mes y año de inicio, como también fecha de fin..
  • Si has participado en voluntariados, en asociaciones, asesorías, premios, publicaciones; es válido ponerlas, siempre y cuando tengan relación con tu perfil profesional.
  • De manera opcional y según sea tu profesión, puedes construir un portafolio digital con tus mejores trabajos, logros y creaciones, y añádelo al envío de tu hoja de vida; será material extra que podrá ser bien valorado.
  • Ten en cuenta que, menos es más; sé concreto, claro y contundente. Preferiblemente usa solo una página, máximo dos, verás que así tu CV será más práctico y de fácil lectura. 

2) Administra y planifica bien tu tiempo

Desde que comienzas a buscar trabajo, tu tiempo cuenta y tendrás que hacerlo productivo.

¿Qué te parece establecer un horario diario para dedicarte a tu plan y ejecutar las acciones y técnicas que has preparado?

Escoge un momento del día, y dedícalo a buscar nuevas ofertas, revisar las que ya has enviado, y encontrar nuevos canales de búsqueda que te puedan llevar a nuevas empresas.

Y no te olvides de echar un vistazo a las noticias que te ayuden a identificar nuevas tendencias y te permitan nutrir tu currículum o tu red de contactos.

3) Busca las empresas a las que aplicar

Muchas de las ofertas que puedes encontrar llegarán de un buen sondeo a través de distintos medios.

Internet es uno de los principales recursos para emprender una amplia búsqueda, pero no será el único medio:

  • Acércate a empresas de selección o ETT en tu ciudad y presenta tu CV. Pregunta por sus vacantes, asesórate bien y  deja la mejor impresión.
  • Tu familia, amigos, ex-compañeros de estudio o trabajo son los principales agentes de búsqueda, a través del boca a boca o conectando con sus recomendaciones en las empresas que solicitan un perfil como el tuyo.
  • Ve a las empresas que conoces, deja tu currículum y rastrea su actividad digital para estar atento a sus vacantes;
  • Aprovecha las redes sociales, las múltiples plataformas de empleo, apps, y portales de noticias.

4) Conoce bien los portales web para buscar empleo

Hoy en día está claro que casi todo el mundo usa aplicaciones móviles para tener contacto social y profesional. Por eso, actualmente existen infinidad de canales y plataformas para buscar empleo.

Redes sociales y profesionales como Linkedin o Twitter; portales generales de empleo como Infojobs o Indeed; O portales específicos por sectores profesionales.

Pero, independiente de la función que cumplen, son tus intereses y tu objetivo personal lo que determinarán el uso de éstas. Explora lo que te ofrece cada una, incluye tu información, y elige la o las que más se acomoden a tus propósitos; No sería la primera vez que han surgido empleos de redes como Facebook e Instagram. Saber usarlas es clave.

5) Fortalece tu red de contactos

Como has visto, las herramientas digitales te ayudan a tejer redes de contactos, tanto profesionales como sociales.

Te permiten conectar con diferentes usuarios o empresas interesadas en tus servicios, y en este sentido es importante reforzar estas relaciones y continuar aumentando tu abanico de posibilidades.

¿Cómo hacerlo?

  • Participa activamente en foros, conferencias o grupos que tengan afinidad a tus intereses, esto te ayudará a conocer otras temáticas, novedades y prospectos.
  • Infórmate, aprende sobre nuevas tendencias y comparte temas de interés con tus contactos actuales.
  • Retoma esos contactos de ex-compañeros de estudio o trabajo. De aquí pueden surgir proyectos que nunca imaginaste.
  • Como consejo extra, no olvides que hay otra red fuera de internet: tu círculo social y familiar. Aprovecha los eventos y las reuniones, las actividades que haces, como hacer ejercicio o tomarte un café, serán una oportunidad para crear nuevos contactos de valor.

6) Prepárate la mejor entrevista de trabajo

Muestra lo mejor de ti, haz que te quieran conocer más y causa la mejor impresión.

Estos son nuestros consejos para lograrlo:

  • Investiga todo lo que puedas de la empresa. Es importante conocer a quién vas a dirigirte.
  • Prepara tu discurso, y habla clara y creativamente de ti. Expresa tus conocimientos y habilidades, y cuéntales por qué quieres ser parte de su equipo.
  • Proyecta seguridad y tranquilidad, que sepan que te encuentras dispuesto a ofrecer soluciones y aportar tus ideas para mejorar cualquier situación que se presente.
  • Muestra tu interés y haz preguntas, acerca de la empresa, el puesto de trabajo y sobre el proceso. Esto se valora y dará a entender que eres una persona proactiva.
  • Evita comentarios fuera de contexto, como hablar de los beneficios que obtendrás y lo que ganarás sin saber aún si te van a contratar.
  • Conoce bien tus puntos fuertes y débiles que puedes resaltar sin exagerar en lo que no puedes hacer, esto solo complicará tu proceso.
  • Lleva una copia de tu currículum como refuerzo, y ten siempre a la mano donde tomar nota o apuntar referencias.
  • Cuida los detalles, tu imagen personal y tu actitud son fundamentales. Sé respetuoso y agradable, sonríe, sé entusiasta, y agradece el tiempo compartido.

7) Encuentra tu plus diferenciador

Continúa explorando tu potencial, tus fortalezas, tus puntos de mejora o lo que no conocías de ti.

  • ¿Qué te hace mejor?
  • ¿Cuál es tu cualidad o punto fuerte  que más destaca?
  • ¿Tienes una habilidad o un talento extra alineado a tu profesión?

Descubre ese sello propio y úsalo, verás que te ayudará a diferenciarte. Te recomendamos el post Reconociendo mi sello personal para que puedas apoyarte en esta idea.

8) Sé visible y proactivo

Ahora que ya has hecho un análisis profundo, anímate y ve a por esa oportunidad. Mapea personas conocidas en tus empresas objetivo; y envía directamente tu CV, aunque no veas vacantes vigentes.

Actualiza tu perfil constantemente con nuevas competencias adquiridas, inscríbete a cursos, webinars, seminarios, y mantén esta información siempre visible en todas tus redes de contactos.

9) Evalúa y retroalimenta

¿Qué tal te ha funcionado lo que has aplicado hasta ahora?

Ha llegado el momento de establecer un análisis semanal para tener un historial de tu actividad. Desde tus actualizaciones en tu red de contactos, hasta el listado de todas las ofertas a las que te has presentado.

Revisa cada detalle y replantea lo que no esté aportando a tu estrategia.

Por ejemplo, si estar suscrito a muchas plataformas no te está sirviendo de nada, bórrate. Recuerda que no se trata de estar en todos los canales sino en aquellos que se acomoden al cumplimiento de tu objetivo y perfil profesional. 

10) ¡No te rindas!

Aunque a veces las búsquedas se vuelven exhaustivas, largas, y cansadas, no desesperes.

Mantente enfocado en la estrategia de búsqueda que has diseñado, e intenta mantenerte positivo. Y sobre todo ten paciencia y ponle ganas y esfuerzo.

¿Ya sabes cómo diseñar el mejor plan para tu búsqueda de empleo?

¡Pues ya es hora de comenzar!

Pon en práctica tu estrategia para tu búsqueda de empleo, úsalo como guía para tu propósito, y explota tu potencial. No dudes de tus capacidades, el empleo que buscas puede estar muy cerca.

Artículo en colaboración con: rh positivo, expertos en gestión del talento humano y factores de riesgo psicosocial.  Nuestro propósito es alcanzar mejores organizaciones para las personas, mejores personas para la sociedad.

Artículos relacionados

Ir arriba