objetivo laboral o perfil profesional

¿Incluyo en el CV el objetivo laboral o el perfil profesional?

Si estás investigando un poco antes de escribir tu currículum, seguro que has leído sobre las ventajas de incluir el objetivo laboral o perfil profesional.

Ambos te pueden ayudar a introducir y enfocar tu candidatura con solo unas líneas, y te permitirán explicar tus puntos fuertes, experiencias y logros, que te hacen único, para atraer la atención de los reclutadores.

Pero la pregunta es: ¿qué es mejor, poner el objetivo o el perfil en el CV?

Pues depende. Como decía Pau Donés en su canción, todo depende.

El objetivo profesional puede ser útil si eres recién graduado, no tienes mucha experiencia, o si has cambiado mucho de profesión, pero habría que ver cada caso.

Si quieres saber más, aclara tus dudas en este artículo.

➡️ Descubre todos los modelos de CV y elige el que mejor se adapte a tu perfil: Currículums básicos, Currículums modernosCurrículums creativos.

El objetivo profesional y el perfil profesional explicados

Objetivo profesional

El Objetivo profesional es una introducción a tu CV que te permite dar a conocer brevemente tus intereses profesionales.

Es decir, básicamente es como decir: “este soy yo y estas son mis metas”.

Aunque también puedes aprovechar para destacar tus habilidades y valores, y sobre todo los motivos por los que quieres trabajar en esa empresa, y qué es lo que puedes aportar.

Perfil profesional

El Perfil profesional  es una descripción resumida de lo que ha sido tu trayectoria de carrera.

Es como contar “tu historia”.

En qué te has especializado, qué habilidades tienes que realmente te hacen diferente, y algún logro importante o elemento diferenciador que haga destacar tu currículum vitae del resto de los candidatos.

Es parecido pero no igual.

Vamos a ver por qué.

Diferencias y similitudes entre el objetivo profesional y el perfil profesional

diferencias objetivo laboral y perfil profesional

Similitudes:

  • Tanto el objetivo como el perfil profesional en el CV son opcionales. Y su propósito es captar la atención de empleadores potenciales, contarles quién eres de manera breve y rápida,  y convencerles de que tienes lo que necesitan para el puesto.
  • Ambos se ponen al principio del CV, en un lugar visible. Normalmente justo después del nombre y los datos personales.
  • Te dan la oportunidad de explicar a los seleccionadores de recursos humanos por qué eres el candidato ideal para el puesto.
  • Deben ser breves, atractivos y sobre todo deben estar enfocados a los requisitos de la oferta de empleo. Así que es importante que contengan las palabras clave que has encontrado en la descripción del puesto.

Diferencias:

  • El objetivo profesional está más orientado al presente, a lo que estás buscando o lo que quieres lograr en su carrera.
    Mientras que el perfil profesional se refiere más al pasado o al resumen destacado de tu vida laboral y tus logros más relevantes.
  • El objetivo profesional se centra en la profesión y el área de interés del candidato, incluyendo competencias y habilidades desarrolladas por el aspirante mientras estudiaba o en su práctica profesional.
    El perfil profesional es más específico y enfocado al trabajo. Describe de manera resumida la carrera y las calificaciones claves del candidato para la vacante, incluyendo la profesión, experiencia, sector, competencias o habilidades y en la medida de lo posible alguna ganancia de valor

Cuándo incluir el objetivo profesional

→ Si eres un profesional junior o sin experiencia, incluso si estás retomando tu carrera después de una pausa larga

Es importante que muestres pasión e interés por la profesión, destacar tus habilidades, y los conocimientos que se adapten al puesto.

Por eso, escribir el objetivo en tu caso te conviene para demostrarle al reclutador de qué manera tus metas profesionales y tu perfil se alinean con lo que busca.

Ejemplo:

“Recién graduado en Derecho cursando actualmente el Máster en abogacía. Altamente motivado y con iniciativa propia. Durante la carrera obtuve una calificación media de Sobresaliente. Busco contribuir y obtener experiencia en un despacho de prestigio como xxx y estoy seguro de que puedo encajar y agregar valor a la firma con mi determinación y mis dotes y comunicativas”.

→ Si estás cambiando de profesión, o si tu trayectoria profesional no es muy clara

En estos casos es fundamental un objetivo bien redactado para minimizar el riesgo de ser descartado.

Pongamos por ejemplo que has sido comercial toda tu vida, si ahora estás solicitando un empleo de diseñadora gráfica, pueden pensar que has enviado el CV sin haber leído la oferta, o peor aún, que te has equivocado.

¿No es mejor escribir unas líneas y dar a conocer lo que realmente quieres lograr y por qué quieres cambiar o has cambiado varias veces de profesión?

Ejemplo:

“Soy diplomada en Filología inglesa y he trabajado toda mi vida como profesora de inglés. Aunque mi verdadera vocación siempre fue ser psicóloga. Sé que es difícil cambiar de carrera después de 8 años, pero acabo de finalizar el Grado en Psicología y creo que uno tiene que perseguir sus metas. Reúno todas las cualidades que buscan: capacidad de observación, de comunicación y empatía, y creo que mi experiencia como docente y mi actitud positiva pueden aportar valor como orientadora escolar”.

→ Si estás cambiando tu residencia

Puedes aclarar al reclutador por qué tu dirección es distinta a la ciudad o destino donde se encuentra la vacante y de esta manera evitar ser descartado por no vivir en la zona o ciudad de la oferta.

Ejemplo:

“Soy Psicólogo con 5 años de experiencia en el área de selección de personal. Estoy buscando una oportunidad para trabajar en el área de consultoría de RRHH en Barcelona, dado que en un par de meses me mudo junto a mi marido y ” …

Cuándo incluir el perfil profesional

  • El perfil profesional puedes incluirlo en todos los demás casos. Piensa que el perfil es como tu “elevator pitch”, un pequeño discurso que te define, diferencia y genera interés en el futuro empleador. Siempre es recomendable aprovechar la oportunidad para condensar toda “tu historia” y resaltar tus habilidades ¿no?
  • De hecho, hay quien piensa que es mejor utilizar el perfil profesional en todos los casos, ya que los objetivos profesionales normalmente se adivinan fácilmente a partir de la experiencia laboral y el perfil muestra mejor tu valía. Pero eso mejor decídelo tú mismo según tus circunstancias.
  • Desde luego, si ya cuentas con suficiente experiencia laboral, te permitirá potenciar tus rasgos diferenciales.Y remarcar tu carrera, logros, herramientas y conocimientos, que estén relacionados con la posición vacante.

Ejemplo:

“Director comercial con amplia experiencia en el sector de Gran Consumo, canal B2B y Retail.  Formación en Executive MBA y Marketing. Tengo gran capacidad de desarrollo de negocio en base a la planificación estratégica de ventas y análisis de mercados. Y grandes dotes para la comunicación, negociación, y especialmente para liderar y formar equipos comerciales.”

Conclusión

Contar con un objetivo laboral o perfil profesional atractivo y bien elaborado es fundamental para lograr diferenciarte del resto de solicitantes y pasar a la siguiente fase del proceso de selección.

Pero como has visto, al final no se trata tanto de qué es mejor incluir, sino de redactarlo bien. 

Elijas lo que elijas, debes saber que lo importante es centrarte en demostrar que eres es el candidato adecuado para el puesto, ajustar todo el contenido de tu currículum a las necesidades de la empresa y el puesto, y destacar las competencias que pueden proporcionarte un valor añadido frente al empleador.

Puedes hacer un mix objetivo-perfil si quieres, pero no desaproveches la oportunidad de conseguir ese trabajo.

Artículos relacionados

¿Necesitas ayuda con tu búsqueda de empleo? Déjanos echarte una mano
Revisión de currículum
89
90
  •  
Redacción de currículum
149
90
  •  
Mentoring para entrevista
79
90 por hora
  •  
Traducción de CV al inglés
99
90
  •  
Traducción de CV al francés
99
90
  •  
Ir arriba