reclutador

Cómo responder a la pregunta ¿dónde te ves dentro de 5 años? (con ejemplos)

Una de las preguntas frecuentes y más difíciles de responder en una entrevista de trabajo es: ¿dónde te ves de aquí a cinco años?

Sobre todo si no te has preparado surgirán dudas, miradas perdidas, titubeos, rodeos poco convincentes… ¡Son muchos los errores que puedes cometer al responder!

Por eso hoy, nuestra seleccionadora de RRHH, Jacqueline O., especialista de Desarrollo y Formación de Talentos te cuenta todo lo que debes saber acerca de esta pregunta, proporcionándote ejemplos para que asegures ese trabajo que tanto deseas.

¿Qué busca el reclutador haciéndote esta pregunta?

Esta es una pregunta clave y estratégica en todo proceso de selección.

Le permite al reclutador saber si el candidato tiene intenciones de permanecer en la empresa por un período largo o si por el contrario, es de los que les gusta cambiar de un empleo a otro generando costes a la empresa y haciéndoles perder el tiempo a los reclutadores.

Veamos con más detalle qué información está buscando el reclutador con tus respuestas:

  • Evaluar cómo tus objetivos profesionales se relacionan con los de la empresa
  • Entender si el puesto se adecúa a tus planes a corto y medio plazo
  • Saber tus intenciones de permanencia y crecimiento profesional en la empresa
  • Saber si proyectas tu plan de futuro en esta organización o tienes intención de emprender
  • Conocer si eres una persona planificada, con objetivos y metas claras

¿Cómo responder?

Para responder esta pregunta, debes pensar de forma inteligente. No es necesario que mientas para acertar en tu respuesta, pero debes tener en cuenta que hay ciertas cosas que no puedes revelar de buenas a primeras, porque te sacarían del proceso.

Aquí te dejamos algunos tips que te ayudarán a responder correctamente:

  1. Sé honesto contigo mismo, evalúa si podrás alcanzar tus objetivos profesionales en la empresa que te ha contactado.
  2. Investiga sobre la empresa, a qué se dedica, sus objetivos, su historia, etc. Esta información te ayudará a inspirarte en tus respuestas y te facilitará todo el proceso.
  3. Considera el tamaño de la empresa. Algunas compañías no podrán crecer en los próximos años. si envías señales equivocadas respecto a tus aspiraciones y proyecciones, corres el riesgo de perder la oportunidad.
  4. Responde mostrando entusiasmo por el puesto que te están ofreciendo, dile al reclutador cómo esta responsabilidad te ayudará en tu proceso de aprendizaje.
  5. Muestra tu interés de permanencia a largo plazo. Por muy preparado que estés, ningún empresario está dispuesto a contratar y formar a un trabajador que tenga intención de cambiar de trabajo a corto plazo.
  6. Controla tu ego. Incluso aunque sepas muchísimo sobre la posición, sé humilde y diplomático. Escucha con atención y evita demostrar que estás sobrado para el puesto. Ten en cuenta que si tus reclutadores se sienten amenazados podrías ser descartado.
  7. Cuida tu tono y forma: muéstrate profesional y respetuoso durante toda la conversación.
  8. Si aún no tienes un objetivo claro en tu carrera responde de manera general, concentrándote en describir las actividades que vas a realizar para alcanzar tus metas.

Ejemplos de respuestas

Para facilitar tu preparación, te mostramos algunos ejemplos de respuestas que podrás adaptar según la etapa profesional en la que te encuentres.

Ejemplo # 1:  Es tu primer trabajo y no estás seguro del próximo paso

“Me encantaría trabajar en xxx porque me identifico con sus principios y valores, y sería un trabajo donde me sentiría a gusto y motivado. Trabajando aquí tendría la oportunidad de aprender sobre el proceso de ventas con expertos del área y de desarrollar mi “expertise”.  A medio plazo me visualizo aportando mi granito de arena, y si estoy cómodo en el trabajo me gustaría quedarme en la empresa. Estoy seguro que …
y compartiendo mis conocimientos con otros”

En este ejemplo, estás mostrando cómo los valores de la organización encajan con tu perfil, lo cual es muy valioso, especialmente cuando estás empezando tu carrera.

Por otro lado, estás mostrando tu interés por permanecer y aprender, sin necesidad de mencionar un cargo determinado.

Ejemplo # 2: Si eres un profesional con experiencia

“Me siento plenamente identificado y motivado con el puesto, ya que me interesa mucho vuestro sector de actividad y me gustaría aportar valor a la empresa poniendo en práctica mi experiencia. Además, este trabajo me permitirá aprender nuevas técnicas y herramientas y especializarme como ejecutivo de ventas corporativas contribuyendo a adoptar soluciones a la empresa. Siempre he tenido interés en trabajar en una empresa de prestigio de este sector, y en el futuro, me encantaría poder liderar algún proyecto de la empresa o dirigir un equipo para prepararme como supervisor”.

Este ejemplo es útil porque estás demostrando que sabes lo que quieres, comunicas tus proyectos, tu motivación, tus planes de carrera y tu intención de permanencia a mediano plazo sin dar muchas vueltas.

Ejemplo # 3: Cargo Gerencial

«Estoy convencido de que el puesto de Director de Ventas, me permitirá desarrollar mi carrera un nivel superior, permitiéndome dedicarme no solo a las ventas, sino a contribuir al desarrollo del negocio. Me visualizo participando en la planificación estratégica del departamento comercial para maximizar su rentabilidad y dirigiendo un equipo de ventas de alto desempeño.

Mi aspiración a medio plazo es convertirme en un referente del sector y, si se presentan oportunidades, obtener roles de mayor responsabilidad”

En este ejemplo, comunicas tus aspiraciones profesionales actuales y futuras.

Muestras que estás comprometido con el rol actual y los objetivos de la compañía y manifiestas tu intención de permanecer y tu ambición de crecer, lo cual es fundamental para el rol.

Ejemplo # 4: Trabajo temporal o en prácticas

Aunque parezca incoherente que te hagan esta pregunta para un cargo temporal, muchos reclutadores la utilizan para ver tu reacción, si te bloqueas, si mientes, si es un pasatiempo para ti… Así que más te vale estés preparado.

“Estoy entusiasmado con este trabajo porque me permitirá enriquecerme, acercarme a la realidad del mundo laboral y encontrarle la utilidad a lo que estoy estudiando.  Quiero conocer más sobre la empresa, tener mi primera experiencia, aprender y aportar en el trabajo que me sea asignado.

Culminadas las prácticas, me encantaría poder optar a un cargo fijo en esta empresa. Y a medio plazo, busco la oportunidad de participar en algún proyecto y de seguir ampliando mis conocimientos en la organización”.

Con esta respuesta le dejas ver al reclutador que tu intención va más allá de las prácticas, que te apasiona tu trabajo o carrera, y que aunque sea un contrato temporal, estarías encantado de quedarte si se da el caso.

Errores que no debes cometer

reclutadores

Ahora que ya aprendiste a formular tus respuestas, te explicamos qué debes evitar a toda costa al responder a la pregunta de dónde te ves dentro de 5 años.

  • Ser demasiado ambicioso: “en cinco años me encantaría ser el Director de Ventas o CEO de la compañía”. Demasiada ambición no es buena, incluso puede ser interpretado como una amenaza.
  • Dar a conocer tus planes de emprendimiento o independencia a medio plazo. Nadie está interesado en contratar y formar a un empleado que quiere emprender su propio negocio a corto-medio plazo.
  • Manifestar tus intenciones de irte del país a corto-medio plazo, aunque sea para hacer un postgrado o estudiar idiomas. Incluso cuando la empresa tenga sedes en otros países es una respuesta que puede hacerle dudar al entrevistador, así que corres el riesgo de ser descartado.
  • Centrarte en aspectos personales al responder (tus planes de comprar una casa, jubilarte a corto plazo, casarte…), dejando de lado los aspectos profesionales, que son los relevantes y la finalidad de la pregunta.
  • Tomarte mucho tiempo para responder:  mhmm… titubear y/o mostrar inseguridad. Significa que no te has preparado y no tienes clara tu motivación por el puesto.
  • Respuestas muy elaboradas, pero incoherentes, que contrastan con tu perfil. Esto es un signo de que estás mintiendo.
  • Memorizar las respuestas. Corres el riesgo de olvidar alguna frase o recitar respuestas de manera poco natural y sonarás falso.
  • Decirle a tu jefe que aspiras llegar a su posición, cuando le acabas de conocer. Demasiada ambición no es buena.
  • Desviarte del cargo objetivo, mostrando tu intención de conocer otras áreas no relacionadas con el puesto actual. Deberías centrarte en el puesto al que estás aplicando.
  • Centrar tu interés en tu crecimiento vertical, buscando progresar directamente. En algunas empresas será necesario un crecimiento horizontal en la empresa, para aprender de otros departamentos y aumentar tu conocimiento global del sector.

Conclusiones

Como reclutadora, una de nuestras principales responsabilidades es predecir la estabilidad, los comportamientos y el desempeño de los aspirantes.

Por eso cuando te pregunten ¿Dónde te ves en cinco años?, usa el sentido común y responde utilizando alguna de las expresiones que el entrevistador desea escuchar: Aspiro estar en esta empresa” :

“tener oportunidades de desarrollo profesional”

“haber aprendido sobre…”

“me veo agregando valor”

“con una mayor responsabilidad y capacidad de decisión”

“en posiciones de liderazgo, siempre y cuando se presenten oportunidades y/o demuestre mis capacidades”.

Evita cometer errores tales como: mostrarte muy ambicioso, actitud prepotente, comentar que vas a emprender a corto plazo,  enfocarte en temas personales o cosas que no están relacionadas con el rol, etc.

Y por último, ten en cuenta que la preparación es la clave del éxito.

Ir arriba