necesario carta de presentación

¿Es necesario incluir una carta de presentación en 2020?

En los últimos años son varias las discusiones que han surgido sobre si es necesario o no incluir una carta de presentación para el currículum.

Hay quienes creen que es importante redactar una carta de presentación y quienes piensan que es una inversión de tiempo innecesaria y que hay otras formas de demostrar que eres la persona adecuada para el cargo ofertado.

Hoy hablamos con los expertos en selección para averiguar si realmente sirve o no una carta de presentación en 2020.

➡️ Descubre todos los modelos de CV y elige el que mejor se adapte a tu perfil: Currículums básicos, Currículums modernosCurrículums creativos.

Pros y Contras de incluir cartas de presentación

Vamos a analizar primero los pros y contras de incluir una carta de presentación para saber si te conviene o no invertir tu tiempo en elaborar tu carta según tu caso particular.

Los PROS

  • Una carta de presentación representa el primer contacto con el reclutador, así que te puede ayudar a causar una buena primera impresión.
  • Demuestra tus mayores habilidades, capacidades y conocimientos y destaca esas áreas que mejor dominas del puesto al cual te estás presentando.
  • Demuestra al seleccionador que tú eres la persona a contratar, ya que cuentas con los años de experiencia necesaria para ocupar el puesto ofertado.
  • Demuestra tu interés y motivación por el puesto.

Los CONTRAS

  • En muchos tipos de CV se incluye un breve espacio donde puedes hacer una corta introducción, convirtiendo la carta de presentación en algo innecesario.
  • Hoy en día está desfasado, y hay otras formas mejores de conocer al candidato. Por ejemplo las redes sociales, que podrían convertirse en tu nueva carta de presentación.
  • Muchos reclutadores no las leen y las descartan a la primera, así que podría considerarse una pérdida de tiempo.

portatil

¿En qué casos deberías escribir una carta de presentación?

Una carta de presentación representa un papel importante en la búsqueda de trabajo, ya que te permite ampliar algunos aspectos del currículum.

Pero incluirla o no junto con tu CV dependerá de las necesidades y criterios de la vacante y el puesto. Aquí te damos varios casos en los que te recomendamos enviar una carta de presentación.

  • Cuando el empleador la exige en su oferta de trabajo. En este caso deberías esforzarte en crear una carta en la que especifiques eso que tienes, que quieres destacar y que te diferencia del resto, y te hace ser la persona ideal para el puesto.
  • Si es un trabajo en el que estás muy interesado y para el que cumples todos los requisitos. Debes destacar tu candidatura enviando una carta de presentación con tus motivaciones y explicar por qué encajas perfectamente en la empresa y filosofía de trabajo.
  • Cuando quieras presentarte a una empresa en la que aún no exista una vacante. Porque así demostrarás que tienes iniciativa e interés por trabajar en la empresa.
  • Cuando te presentes a un trabajo de medio o alto nivel jerárquico y sea necesario describir más a fondo tus cualidades y competencias, especialmente si para este cargo la experiencia y trayectoria es lo más importante.
  • Cuando salga una vacante interna y quieras demostrarle al responsable del reclutamiento que tienes el potencial para el cargo vacante.
  • Quieras aclarar posibles dudas o dar más detalles sobre irregularidades o carencias de tu CV: como empleos de corta duración, períodos sin trabajar,  poca experiencia, estudios no completados…. No dejes que el empleador se imagine lo peor, utiliza este recurso para explicar quién eres y hacer tu candidatura más interesante.
  • Cuando quieras destacar sobre los demás candidatos, si existe una gran demanda para el puesto.

¿En qué casos NO deberías escribir una carta de presentación?

Los reclutadores de selección cada vez disponen de menos tiempo y por eso prefieren centrarse en el CV y otros aspectos de tu candidatura.

Así que no siempre es necesario escribir una carta de presentación. Te dejamos algunos ejemplos en los que no es oportuno utilizarla, para que los revises según tu criterio.

Recuerda que son solo recomendaciones, utiliza siempre tu propio criterio personal.

  • Si la oferta de empleo no la requiere. No pierdas el tiempo en escribir cartas de presentación para todos las ofertas de trabajo a las que te inscribas, en el caso de que no se requiera, deberías estudiar si te conviene centrarte más en el contenido de tu CV u otros aspectos de tu perfil.
  • Cuando el currículum tiene más de una hoja o es muy detallado, puede ser redundante incluir además una carta, y se pierde el interés del reclutador.
  • Si te estás presentando a través de algún portal de empleo de internet. Normalmente solo hace falta subir el currículo. Si no existe modo alguno de incluir tu carta es precisamente porque no es necesario.
  • Cuando no tienes mucha información que incluir en tu carta, si está mal redactada, y no la has personalizado, mejor no la envíes. No se trata de escribir por escribir, debes seleccionar las palabras clave adecuadas, importantes para la oferta de empleo y cautivar y convencer al seleccionador. Evita información de relleno y recuerda aportar detalles únicos que consigan hacerte sobresalir entre los demás.

Consejos para redactar una carta de presentación efectiva

Recuerda que añadir una carta de presentación solamente te traerá beneficios si la redactas de manera efectiva.

Si al elaborarla cometes errores, en vez de potenciar tu currículo conseguirás que el empleador te descarte en la primera impresión.

Aquí te damos algunos consejos que puedes utilizar para redactar tu carta:

  • No repitas la información de tu currículo en la carta. Añade información única, que te diferencie y explica por qué encajas a la perfección en el puesto, en la empresa y la filosofía de empresa.
  • Sé claro y preciso en lo que escribes, redacta preferiblemente párrafos cortos y no te extiendas más de una hoja. De esta forma, facilitarás el trabajo del empleador.
  • Es muy importante que revises la ortografía y la gramática, eso también habla de ti como profesional,  recuerda que esta va a ser tu herramienta de venta y debes convencer al empleador que eres la persona ideal para ocupar el puesto.
  • Adapta la carta a la oferta de empleo, el puesto de trabajo y la empresa e incluye aquello que es importante para el perfil de la oferta. Para ello es super importante leer bien la descripción de la oferta de empleo e incluir las palabras clave que el recruiter está buscando. Porque eso es lo primero en lo que se fijará cuando lea tu carta. Lo peor que puedes hacer es utilizar una carta estándar que no aporte nada para apuntarte a todas las ofertas de empleo que encuentres.
  • Céntrate en lo que puedes aportar tú a la empresa, por qué estás capacitado para realizar ese trabajo, cuáles son tus habilidades para el puesto. No se trata solamente de nuestros deseos y aspiraciones, o de lo que la empresa nos aporta a nosotros.
  • Muéstrate realmente como eres, explica por qué tienes tantas ganas de trabajar para esa empresa y recuerda marcar la diferencia escribiendo una carta de presentación personalizada y con información de calidad.

carta de presentación portatil

Cómo sustituir la carta de presentación en 2020 

Hemos dicho que existen muchos casos en los que no es necesaria una carta de presentación. Pero ¿cómo conseguir destacar entonces?

Aquí te dejamos algunos consejos de cómo puedes sustituir la carta de presentación y adaptarte a los nuevos tiempos.

  • A través de un CV bien estructurado y redactado. Puedes incluir en tu CV una sección con el perfil profesional o extracto, donde esté resumida tu trayectoria profesional y académica, así como tus cualidades y competencias adaptadas al cargo que buscas.
  • Cuando vayas a enviar tu currículum por email, puedes también aprovechar la ocasión para presentarte, en vez de adjuntar una carta de presentación.
  • Envía tu currículo en un portal de empleo, esta es una manera rápida y simple de presentarte ante un empleador. Ya que solamente habrá que registrarse en la web e ir rellenando los datos que te pidan y suele ser bastante fácil enviar también el CV.
  • A través de tus redes sociales. El 84% de los seleccionadores hoy en día utilizan las redes sociales para encontrar candidatos. Así que mantén actualizado tu perfil en las redes sociales siempre que estés buscando empleo, especialmente LinkedIn, ya que es la red social profesional por excelencia.
    Pero también puede ser útil utilizar Xing, una red social para hacer networking donde encontrarás útiles contactos comerciales, encargos y proyectos. O Facebook o Twitter a nivel profesional.
  • El videocurrículum o vídeo CV, aumentará también tus posibilidades de concertar una entrevista. Es una herramienta original y te permitirá demostrar sus habilidades de comunicación, tu formación, vida laboral e incluso tu personalidad o tu imagen para causar un impacto positivo.

Conclusión

Entonces, en resumen, ¿es necesario incluir una carta de presentación en 2020?

Sinceramente, cada vez son menos los departamentos de Recursos Humanos o reclutadores que exigen este requisito adjunto a tu currículum.

El mercado laboral en los últimos años se ha visto más influenciado por las nuevas tecnologías, internet y las redes sociales y hoy día nos encontramos con nuevas formas de demostrar nuestro potencial y de buscar empleo.

Las redes sociales se han convertido para muchos empleadores en potentes herramientas para encontrar candidatos.

Así que quizá hoy en día las redes sociales son nuestra nueva carta de presentación, ya que cada día son más las empresas que buscan información de los candidatos a través de estas.

Además en ellas se puede validar información familiar de los candidatos, amigos, relaciones profesionales, y demás datos que no se encuentran en ningún currículum.

De ahí la importancia de tener un buen perfil profesional, actualizarlo y cuidar la imagen que transmites de ti. La manera en que proyectes tu imagen en la red y lo que muestres de ti, afectará tu búsqueda de empleo positiva o negativamente.

Así que si quieres conseguir empleo de manera efectiva en 2020 debes adaptarte a esta nueva realidad y tener presencia online.

No solo los portales tradicionales de empleo son una herramienta utilizada hoy día, sino también redes sociales como LinkedIn o Twitter, incluso Instagram se ha convertido en un lugar donde ofertar empleos y donde mirar la vida social del candidato junto a Facebook.

Ir arriba