responder a hablame de ti

Cómo responder a la pregunta “háblame de ti” (3 ejemplos)

No todas las entrevistas de trabajo son iguales. Incluso para un mismo puesto dentro de una empresa las preguntas pueden variar de un seleccionador a otro, y según quién nos entreviste serán diferentes preguntas las que debemos responder.

Sin embargo, existe una pregunta que casi con seguridad nos harán, sin importar a qué puesto o a qué empresa nos estemos presentando: ¿Podrías hablarme de ti? o Cuéntame un poco sobre ti.

A muchos entrevistadores les encanta empezar la entrevista con esta típica pregunta.

Pero ¿qué quieren escuchar? y ¿por qué te piden que les cuentes sobre ti?

¿Cuál es el objetivo de la pregunta?

Una de las principales razones por las que se hace esta pregunta es que es una forma amable y sencilla de pasar de la conversación inicial para romper el hielo (que suele ser acerca de trivialidades como por ejemplo si encontraste fácilmente el edificio o si pasaste un buen fin de semana) hacia la entrevista en sí misma.

Digamos que sirve como pregunta de transición para comenzar la entrevista.

Pero no solo eso.

También es una de las preguntas clave para que los seleccionadores puedan conocerte mejor, evaluar tus habilidades de comunicación, tu manejo de relaciones interpersonales y pensamiento analítico y de prever si encajas en el perfil. 

Así que quédate con que es tu oportunidad para demostrar que eres la persona adecuada para el puesto. No te preocupes que ahora te explicamos cómo contestar de manera efectiva.

Cómo responder a la pregunta: “Háblame de ti”. Te damos una fórmula efectiva

reclutador entrevista

Lo que debemos tener en cuenta al responder a la pregunta “Háblame de ti” es cómo queremos que el seleccionador nos recuerde. 

¿Qué significa esto?

Para que la respuesta sea efectiva debes seguir los siguientes pasos:

  • Piensa en los motivos por los que deseas el trabajo y describe lo que te ha motivado a aplicar. Debes mostrar por qué te gusta este trabajo, o te interesa este sector en concreto, transmitirle tu pasión por lo que haces y tus valores.
  • Explica brevemente tu trayectoria de manera ordenada, de modo que si empiezas con tu último puesto debes ir retrocediendo hacia el primero y viceversa. No hace falta describir toda tu trayectoria laboral. Solamente menciona la experiencia relevante para el puesto, o los logros y habilidades que has ido desarrollando que puedan ser interesantes para tu nueva empresa.
    Si no tienes experiencia relacionada con el puesto puedes hablar de otras experiencias y hablar de las competencias que adquiriste que pueden ser interesantes para el puesto o de tu formación relacionada con el puesto.
  • Deberías dedicar un tiempo cuando prepares la entrevista, a pensar y ordenar todo lo que quieres contar que sea de valor para la empresa. El autoconocimiento es fundamental para dar una buena respuesta. No solamente te ayudará a saber lo que debes decir o no, sino que te aportará seguridad y confianza y eso se transmite.
  • Piensa siempre desde la perspectiva de la empresa. Una buena respuesta demostrará tus habilidades y experiencias relevantes de acuerdo con el cargo y las necesidades que la empresa ha detallado en la oferta de empleo. Si has estudiado bien la oferta de empleo, te habrás dado cuenta de que revela mucha información sobre lo que están buscando. Así que sabiendo eso, deberás responder en función a lo que se describía en esa oferta de empleo, y tener claras las características del candidato ideal para poder enfatiza tus cualidades en ese sentido.
  • Explica tus planes de futuro, teniendo en cuenta que deben ser coherentes con lo que la empresa puede ofrecerte. Por ejemplo, si estás optando a un puesto en una empresa pequeña y dices que tu objetivo es acceder a una gerencia a medio plazo, quizás no sea posible para la empresa darte esa posibilidad.
  • Asegúrate de que lo que digas sea consistente. El seleccionador puede hacerte después preguntas de seguimiento para profundizar en el tema para ver si estás o no preparado, y si es verdad lo que dices. En este sentido es recomendable:
    • Ser sincero: la entrevista es el gran filtro contra las mentiras. A medida que avanza la entrevista el seleccionador te hará más y más preguntas para comprobar la veracidad de lo que cuentas y si mientes es probable que tu historia se vaya  desarmando.
    • Hablar desde tu propio conocimiento y no usar palabras cuyo significado no conoces del todo o frases hechas. Muchas veces los candidatos dicen ser “proactivos” pero al consultarles en qué actitudes o situaciones se dan cuenta de su proactividad, no saben responder. ¿Cómo remontar la entrevista después de esto? Difícilmente.

Más consejos para presentarte

presentacion en entrevista

  • No te salgas de lo profesional en tu presentación.  Limítate al ámbito profesional y no hables de tu vida personal excepto si tiene que ver con el puesto de trabajo o pueden percibirse como una ventaja a ojos de la empresa. Por ejemplo “Sí, me dedico a la contabilidad, pero siempre me interesó la programación y de hecho aprendo por mi cuenta en mi tiempo libre, de modo que la oportunidad de trabajar como contable en una empresa de Software es especialmente interesante para mí”.
  • Sé conciso, no te alargues demasiado. El seleccionador tiene una lista de preguntas para ti, así que ocupa el menor tiempo posible en tu presentación. Además, si das muchas vueltas para presentarte darás la impresión de no ser del todo sincero o no estar seguro de tu capacidad para asumir ese puesto.
  • Pon atención al lenguaje no verbal del seleccionador. Es cierto que hemos dicho que no debes explayarte mucho en tu respuesta, pero si ves que el seleccionador muestra especial interés en algo de lo que mencionas puedes extenderte un poco más sobre ese tema.
  • Conoce a tu audiencia. No solamente es fundamental conocerse a sí mismo. Si además haces un trabajo previo de investigación sobre la empresa, podrás orientar mejor tu presentación hacia lo que la empresa valora y busca específicamente para este puesto de trabajo y conseguirás despertar el interés del seleccionador.
  • Menciona por qué te interesa la vacante y la empresa. Cuanto más sustento tengan tus motivos mayor impacto tendrán en el seleccionador.
  • Practica tu presentación. Así no te olvidarás nada el día de la entrevista y te sentirás más seguro durante tu presentación. Si puedes ensayarlo con algún amigo es aún mejor, ya que podrá darte un feedback y así puedes cambiar lo que sea necesario.
  • Si en tu currículum tienes huecos de períodos sin empleo, o alguna puesto que has ocupado por poco tiempo, explica durante tu presentación a qué se deben. Ten por seguro que el seleccionador se ha apuntado preguntarte acerca de esa situación, y adelantarte a su pregunta te permitirá controlar el tema.
  • Pon atención al lenguaje no verbal. Mantén el contacto visual y sonríe. Lo creas o no,  te ayudará a crear una buena impresión y te hará parecer receptivo, simpático y, sobre todo, seguro de ti mismo.

Preguntas frecuentes

¿Debo empezar mi presentación con mi formación académica?

Es una buena forma de comenzar, aunque también podrías comenzar con tu última posición e ir retrocediendo cronológicamente en el historial de tu carrera laboral.

¿Cuánto puedo extenderme en mi presentación?

Tu presentación no debería durar más de unos 5 minutos.

Ensáyala antes de tu entrevista para asegurarte de que no te estás extendiendo demasiado.

¿Debo explicar toda mi trayectoria profesional?

Si bien puedes mencionar brevemente los puestos que has ocupado, deberías centrarte en la experiencia que es más relevante para la empresa y el puesto.

El seleccionador ya tiene tu currículum y conoce tu experiencia, de modo que debes aprovechar tu presentación para hacer hincapié en los aspectos de tu carrera que te convierten en el candidato ideal para la vacante en cuestión.

En lugar de explayarte sobre todas tus posiciones anteriores, menciona los años de experiencia que tienes.

Si el seleccionador quiere ahondar sobre algo puntual te lo preguntará durante la entrevista.

¿Cómo presentarse en una entrevista grupal?

En las entrevistas grupales, siempre es positivo presentarse el primero si es que los seleccionadores piden voluntarios para presentarse.

Esto te permitirá destacar y mostrar tu proactividad y tolerancia a la presión y a la incertidumbre.

Cuando te presentes, saluda y mantén el contacto visual con los seleccionadores y con el resto de los participantes.

Ejemplos de presentaciones

Ejemplo 1 – Candidato Experimentado

Este es el ejemplo de un candidato con experiencia.

Para un puesto de Informático desarrollador Sr PHP Laravel :

Durante los últimos 4 años he trabajado como desarrollador web experto en PHP para Hotelarte.es, una pequeña empresa líder en el sector del turismo rural en España.

Durante ese período, he gestionado diferentes proyectos junto con otros departamentos (ventas, diseño, RRHH) ayudando a desarrollar y mejorar la eficiencia de las aplicaciones web internas con tecnologías emergentes.

Gracias a estos proyectos he desarrollado habilidades vitales para este puesto como la resolución de problemas, y la capacidad para trabajar bajo presión, en equipo y con enfoque a resultados.

Además he tenido la oportunidad de poder formarme en el Framework Laravel, con lo que su oferta de trabajo encaja perfectamente con mi perfil, ya que es requisito indispensable para el puesto. He de decir que me encantaría seguir especializándome en este nicho, ya que es uno de mis puntos fuertes.

Este puesto ofrece exactamente el tipo de retos y responsabilidades que estoy buscando, ya que tengo un gran interés en trabajar en una empresa de prestigio como (nombre de la empresa). Mi idea es crecer profesionalmente, trabajar con Agile, el método de trabajo de las grandes corporaciones y participar en proyectos de vanguardia con equipos de profesionales de alto nivel, y estoy convencido de que mi experiencia después de 4 años en este tipo de puesto es idónea para lo que están buscando y sus intereses.

Ejemplo 2 – Candidato junior

En este caso se trata de una persona recién graduada. Este es un buen ejemplo de cómo es esencial (al no tener experiencia formal) mencionar proyectos en los que hemos participado en otros ámbitos, cuya experiencia pueda trasladarse al puesto al que aplicamos.

Puede tratarse de trabajo voluntario, proyectos universitarios o ad honorem que hayas emprendido para adquirir experiencia.

Me gradué en Comunicación Audiovisual hace 3 meses, y estoy buscando una oportunidad laboral en un medio gráfico de prestigio, por eso envié mi solicitud para esta oferta.

A pesar de que no tengo experiencia formal, estuve a cargo de la edición de la gaceta de mi Universidad y colaboro de manera voluntaria en el desarrollo de contenidos para el sitio web de una ONG.

Ejemplo 3 – Candidato desempleado

Si estás desempleado deberías mencionar al comienzo de la entrevista el motivo.

Seguro que el seleccionador nos hará esta pregunta tarde o temprano, y si tocas el tema antes de que te lo pregunte, demostrarás que no tienes nada que ocultar y que no hubo ningún conflicto en el fin de la relación laboral.

En mi puesto más reciente en la empresa (nombre de la empresa) estuve a cargo de la liquidación de sueldos de una nómina de 2500 empleados.

Pero debido a la reestructuración del sector y a partir de la apertura de un centro de servicios compartidos global, mi puesto quedó duplicado y se acordó mi desvinculación. Por eso estoy buscando otras alternativas en otras empresas actualmente.

Ir arriba