vacios laborales

Cómo justificar períodos sin trabajar en el CV y la entrevista

Tener períodos de tu vida laboral en los que no has trabajado es normal. Sin embargo cuando quieres buscar trabajo puede que estos espacios de tiempo no estén tan bien vistos, así que mejor que tengas o prepares una justificación para evitar que rechacen tu candidatura.

Hablando de las fases de un proceso de selección, debes plantear estrategias para poder evitar ese rechazo tanto en el momento en el que envías tu currículum vitae a una oferta de empleo, como el momento en el que, pasado ese filtro, vas a la entrevista.

Pero esa es ya otra historia, desde luego.

Enviar un CV supone adaptarlo a cada oferta de empleo precisamente disimulando aquello que no interesa mostrar y potenciando las partes de tu trayectoria profesional que si.

Ir a una entrevista de trabajo supone saber contar un relato sobre ti tanto de forma verbal como usando a tu favor el lenguaje no verbal.

En este artículo te cuento varias estrategias de búsqueda de empleo para poder evitar el rechazo y cubrir esos huecos sin trabajar dentro de tu trayectoria.

Así que atento y vamos a ello.

Cómo cubrir los períodos sin trabajar en tu currículum

Si en tu CV aparecen espacios temporales en los que no has hecho nada o en los que no has trabajado es necesario que esto no se note tanto por varias razones.

Pero sobre todo por la mala impresión que producen en la persona de RRHH que va a leerlo. Puede pensar que en ese tiempo has perdido práctica en tu trabajo habitual y por tanto serás catalogado como un “peor candidato” que otros que han tenido trayectorias profesionales más continuas.

Por tanto para cubrir huecos en tu currículum te planteo estas recomendaciones:

1) Crea un currículum vitae por funciones

En vez de colocar en el CV tu experiencia de forma cronológica inversa, lo cual haría que se vieran más los vacíos, preséntala creando un currículum funcional.

De esta forma “taparás” mejor esos huecos y destacarás tus logros, competencias, conocimientos y experiencias sobre las fechas.

Por ejemplo, puedes agrupar varias experiencias temporales o freelancer en una sola, o puedes hacer una lista conectando varios trabajos que tengan alguna relación, reservando las fechas para la información sobre cada empresa dentro de cada uno de esos apartados.

Trabajos temporales de atención al cliente:

  • Dependienta. Dependienta de tienda de muebles Conforama Barakaldo (Mar- Ago 2018)
  • Recepcionista. Clínica dental Vitaldent Deusto (Ene-Mar 2019)
  • Recepcionista. Gimnasio Club Metropolitan Begoña (Dic 2020)

Simplemente de forma visual esto disimula esos períodos sin trabajar.

2) ¿Realmente has estado inactivo?

Párate a pensar, ¿realmente has estado inactivo?

Seguro que en ese tiempo de parón laboral te has formado, has hecho un voluntariado o has adquirido alguna competencia nueva por haberla practicado.

Ya sea porque hiciste un curso de reciclaje o especialización, estuviste preparando oposiciones, fuiste al extranjero a aprender inglés o porque emprendiste tu negocio propio, demostrarás tu proactividad y tu interés por crecer continuamente.

Siempre es preferible el candidato que se ha mantenido en activo.

Ahora, para que todo encaje perfectamente, asegúrate de colocar la información en el currículum de forma que cada hueco que tengas en tu experiencia corresponda claramente con otro período en el que has estado haciendo cualquiera de esas actividades.

3) Utiliza “En búsqueda de empleo” y añade competencias

Otra opción muy usada en LinkedIn es la de colocar en los períodos de inactividad laboral o huecos una especie de experiencia laboral bajo el nombre de “en búsqueda activa de empleo” o “profesional de … en busca de nuevos proyectos” y rellenar esta experiencia con las competencias que has adquirido, desarrollado o renovado en el tiempo, funciones ejercidas aunque fuera en plan “casero” que coinciden con lo demandado por la empresa, etc.

Con esto conseguirás dar la impresión de que has estado haciendo cosas relevantes para el puesto de trabajo.

4) ¿Y si pruebas otros formatos para las fechas?

Me refiero a que en tu caso igual no te conviene poner exactamente las fechas exactas.

Podrías probar diferentes técnicas: especificar por año en lugar por mes, o simplemente la duración de cada una de las experiencias laborales.

Por ejemplo:

Si has trabajado de contable de septiembre de 2018 a septiembre de 2019 y luego no has vuelto a trabajar hasta marzo de 2020, puedes poner:

  • Contable en Administración de Fincas Jiménez (Barcelona) 2018-2019
  • Contable en Colegio británico: St George English School (Barcelona) 2020

Cómo explicar períodos sin trabajar en las entrevistas de trabajo

Ahora, si has llegado a la entrevista, estas son las estrategias TOP en mi opinión para lograr explicar esos vacíos al reclutador.

La clave es dar una imagen positiva de ti misma y explicar que esos períodos sin trabajar no han influido de forma negativa en lo que ahora sabes y quieres hacer.

mujer positiva

1) Prepara lo que vas a decir con antelación, no improvises

Ya de por sí los nervios te pueden jugar una mala pasada, así que mejor no dejes las cosas al azar, porque puede que te quedes en blanco, digas alguna tontería o acabes contando algo de lo que te arrepientas después.

Y no serás capaz de hacer valer las experiencias, formaciones, habilidades, etc. que sí que posees.

Recuerda que para sonar convincente, primero tienes que saber lo que quieres decir y creerte tú mismo lo que estás contando.

Por eso prepárate lo que vas a decir,  y podrás enfrentarte a las preguntas que te hagan con más seguridad y entusiasmo, te “venderás” mejor y tendrás mayores posibilidades de éxito.

2) Aborda el tema con naturalidad

Afrontar el tema de los vacíos en tu trayectoria de forma natural, sin sobresaltarte, cuando llegue el momento de la entrevista en el que te lo pregunten, que seguro que llegará, es fundamental.

No vale la pena sobreactuar en este punto porque sería algo obvio.

Simplemente explica la situación de forma convincente, como algo por lo que pasan muchos profesionales y aprovecha el momento para explicar lo que sí que has hecho durante esos periodos.

Cursos, prácticas, becas, cuidado de familiares, pequeños trabajos, etc.

3) No mientas

Igual que antes mentir no vale la pena.

A no ser que seas un gran maestro mintiendo, se nota cuando una persona miente en su lenguaje no verbal.

Sé honesto: lo importante es demostrar que aprovechaste esos parones de forma proactiva.

Además mentir provocaría fácilmente que tu discurso empiece a no cuadrar y que haga aguas. Mal asunto.

4) Resalta aprendizajes

En la línea de lo anterior si no has trabajado debes de agarrarte a lo que sí que has hecho durante esos periodos sin trabajar.

Cuenta las formaciones que has ido haciendo y sobre todo, qué te han aportado de cara al trabajo que ejercerías en esa empresa.

Incluso podrías aportar y explicar los logros que has conseguido en esas formaciones, en cuanto a trabajo en equipo, proyectos acabados, etc.

Todo suma.

No te extiendas demasiado, no hace falta contar la historia de tu vida.

Mejor enfoca tus vacíos laborales para destacar tus habilidades o puntos fuertes.

5) Menciona todos los trabajos que has ido haciendo en ese período

Quizá no has trabajado de forma seguida, pero sí que lo has hecho en empleos de unos días, has cuidado de un familiar, has hecho unas prácticas o te han dado una beca para formarte en alguna temática.

Como todo suma sé consciente del potencial de explicar esto en la entrevista como un aspecto positivo de ti mismo y haz ver que no has perdido nunca el tiempo, que siempre estás en movimiento y buscando oportunidades para salir adelante.

 

Aprende a explicar esto de forma positiva mostrandote valiente y tendrás parte del camino ganado frente a otros candidatos con más problemas para explicarse de esta forma.

Así que dicho esto, lo más importante para disimular los huecos en tu experiencia laboral es saber abordar la situación con positivismo, cubrirlos de forma inteligente y saber luego explicarlos en una entrevista de trabajo.

 

Autor:
Marta Fernández-González
www.aimdesarrolloprofesional.com

Ir arriba