entrevista de trabajo

¿Qué es lo que menos te gusta de tu trabajo? Así debes responder

Hay preguntas en la entrevista que parecen hechas a mala leche.

¿Qué es lo que menos te gusta de tu trabajo? o ¿qué cambiarías de tu jefe?, por ejemplo.
Como no te las prepares, acabas hablando mal de tu jefe y la empresa, y sacando a relucir aspectos sobre ti que seguramente preferirías esconder.

Pero todo tiene solución.

Hoy te mostramos algunos buenos ejemplos para que sepas cómo responder eficazmente si te preguntan qué es lo que menos te gusta de tu trabajo en tu próxima entrevista.

¿Por qué los reclutadores preguntan qué es lo que menos te gusta de tu trabajo?

Primero, antes que nada, vamos a entender por qué nos hacen esta pregunta. Todo tiene su razón de ser.

  1. Los reclutadores quieren conocer más sobre ti, tu actitud y profesionalidad. Si tu respuesta es todo crítica y negatividad, quizá no seas el candidato adecuado. Nadie quiere en su equipo alguien difícil, que solo se enfoca en lo negativo, o que se pasa el día quejándose o discutiendo.
  2. Les interesa saber cuál es tu nivel de satisfacción laboral, por qué quieres cambiar de trabajo, y lo que esperas de tu próximo trabajo. Porque si no estabas satisfecho antes, posiblemente tampoco lo estés en tu nuevo empleo si las circunstancias son similares.
  3. Ayudará a los reclutadores a identificar tu carácter. Según tu tono, actitud y lo que respondas, podrán ver si encajas con la cultura corporativa y la empresa.

Cómo responder a qué es lo que menos le gusta de tu trabajo: paso por paso

¡Ahora el plato fuerte! Te damos las claves para dar con la respuesta que espera oír el reclutador.

  • Investiga un poco sobre tu nueva empresa e identifica las cosas que tu empleador anterior no te ofreció y que este sí ofrece. De esta manera, en vez de enfocarte en lo negativo le muestras al reclutador tu entusiasmo y compromiso por el nuevo trabajo.
    Para ayudarte, piensa por ejemplo en las oportunidades de aprendizaje o las tareas que realizarás en el nuevo rol. Seguro que hay algo que puedes decir. ¿La cultura de la empresa no encajaba bien contigo?, ¿no tenías oportunidades de crecimiento?, ¿era un trabajo poco estable?, ¿las tareas eran muy repetitivas?
  • Empieza siempre hablando sobre un aspecto positivo de tu rol anterior, para luego hablar de lo que no te gustó.
  • Usa un tono apropiado, frases positivas, y menciona alguna situación que consideres podría haber sido mejorable, sin ofuscarte ni descalificar a nadie.
  • Cuando hables sobre lo que no te gusta, céntrate en una situación específica y recuerda:
    • No hace falta contar todo lo malo de la empresa. Céntrate en algo en concreto, cuenta la situación de manera general, sin dar muchos detalles y sin entrar en bucle a hablar de lo negativo.
    • Asegúrate de contar algunos aspectos positivos de tu antiguo trabajo para que el empleador se dé cuenta de que tienes capacidad para convertir dificultades en oportunidades, y revelar tu actitud positiva
  • Si puedes, convierte lo negativo en positivo.
    Por ejemplo: puedes explicar que esta mala experiencia te inspiró a profesionalizarte y aprender más en determinada área, a desarrollar competencias de liderazgo o tomar las riendas para resolver una situación por iniciativa propia, y de esta manera contribuir con la empresa en la solución de un problema.
  • Muestra tu valor
    Es decir, saca todo lo que tienes y aprovecha para promocionarte, contar tu historia, y convencer. Tus competencias, logros o lo que puedes aportar, te ayudarán a venderte mejor y mostrar tu potencial.
    Puedes comentar lo que podías haber aportado y no pudiste. O lo que te gustaría hacer en este nuevo rol si la empresa te da la oportunidad de trabajar con ellos.

¿Mucha teoría? 🤯

No te preocupes, más adelante vemos ejemplos.

Y si quieres, podemos incluso prepararte para responder a esta o cualquier otra pregunta de la entrevista. Con nuestras sesiones de mentoring para entrevista, resolverás todas tus dudas, tendrás una mejor visión de tus capacidades, y ganarás más confianza y seguridad para pasar cualquier entrevista.

Qué debes evitar al responder si te preguntan qué es lo que menos te gusta de tu trabajo

A estas alturas, es obvio. Pero vamos a repasar algunos errores graves, por si acaso.

  • Hablar mal de tu última empresa, jefe o compañeros.
    Tampoco tienes que mentir, pero hay que ser diplomático a la hora de hablar. ¡Y pensar!, antes de hablar.
    Evita a toda costa criticar a las personas tóxicas que había en tu trabajo (si las había), y concéntrate en aspectos del trabajo en sí que te hubiera gustado que mejoraran.
  • Hacer una lista de cosas que no te gustaron.  Cíñete a una sola cosa.
  • No menciones tareas, situaciones o aspectos que se puedan repetir en la nueva empresa.
  • Improvisar la respuesta.
  • Aprendértela como un loro, porque no será creíble.
    Piensa en los siguientes aspectos: cómo podrías haber mejorado la situación, qué podías haber hecho distinto, qué hubiese funcionado…

Ejemplos de buenas respuestas a ¿qué es lo que menos te gustó de tu anterior trabajo?

¡Ahora sí! Aquí tienes lo prometido, nuestros ejemplos de respuestas que te sirvan de inspiración.

1. Falta de oportunidades de crecimiento

Estoy muy agradecido con mi empresa, porque he aprendido muchísimo. Me han enseñado casi todo lo que sé sobre gestión fiscal y contabilidad de autónomos. Pero quizá al ser una empresa pequeña, en la que la mayoría de las personas son muy antiguas, no veo la posibilidad de crecer. La única opción es esperar a que alguien se jubile o renuncie.

Por eso, mi idea es intentar optar a un empleo en una empresa más grande, que pueda ofrecerme oportunidades de un puesto mejor o con oportunidades de crecimiento según mis aportaciones y méritos.

2. Cambio de enfoque en tu carrera profesional

Mi trabajo me gusta. La verdad que no puedo decir nada malo de mi empleador actual. Me tratan bien y me encanta la empresa, es solo que me gustaría trabajar en diferentes proyectos y enfocar más mi carrera profesional hacia el diseño gráfico online.
La empresa para la que trabajo se centra solamente en papelería corporativa y packaging. Por eso, cuando vi que en vuestra agencia de marketing buscabais un diseñador gráfico online, para hacer de todo: elaboración de mockups, presentaciones, newsletters, contenido gráfico para web, edición de video, y retoque fotográfico, me dije: ¡esto es lo que quiero hacer!

Como ves, hay que evitar la negatividad. Cuanto más te quejes de tus antiguos empleadores, más rápido te descartarán. Mejor habla sobre algo que no te gustó de tu último puesto, que hayas identificado, pero que este nuevo puesto podría solucionar.

Y recuerda siempre empezar por algo bueno.

Por ejemplo:

Realmente disfruto de mi trabajo actual y he aprendido mucho. Pero han pasado 8 años y me siento un poco estancado, me gustaría tener la posibilidad de promocionar, y sé que estoy listo para dar el siguiente paso en mi carrera.

En resumen: ¿Tienes claro cómo responder a lo que menos te gusta de tu trabajo?

No importa a cuantas entrevistas hayas ido, recuerda que la clave para responder bien a esta y otras preguntas de la entrevista es la preparación. Cada empresa es distinta. Y no vale siempre la misma respuesta.

Sólo hace falta que tengas muy claras 3 cosas:

  1. Averigua siempre todo lo que puedas sobre el nuevo puesto. Para que no metas la pata diciendo algo que en tu nuevo empleo se pudiera repetir.
  2. Elige alguna insatisfacción o situación que en este puesto puedas solucionar.
  3. Habla siempre desde un ángulo positivo.

Te aseguro que con estas 3 recomendaciones en mente, darás con una respuesta inteligente. Y demostrarás al reclutador tu capacidad de manejar situaciones difíciles, tu optimismo (a pesar de las cosas que no te gustaron del empleo), y tu buena actitud.

Artículos relacionados

¿Necesitas ayuda con tu búsqueda de empleo? Déjanos echarte una mano
Revisión de currículum
89
90
  •  
Redacción de currículum
149
90
  •  
Preparación para entrevista
89
90
  •  
Traducción de CV al inglés
99
90
  •  
Traducción de CV al francés
99
90
  •  
Ir arriba