errores a evitar al buscar trabajo

11 errores que debes evitar al buscar trabajo

Si quieres saber cuáles son los errores más comunes que te impiden encontrar trabajo deberías pararte a pensar y analizar cómo buscas trabajo.

Buscar trabajo es como un trabajo más.

Hay que diseñar una buena estrategia para alcanzar el objetivo marcado y para ello hay que invertir tiempo.

Cuidar lo que escribes en tu currículum, lo que dices, prestar atención cuando buscas ofertas de empleo, hasta qué seguimiento haces de tus candidaturas.

Revisa nuestra lista de los errores más comunes que cometen los candidatos y te aseguro que te ayudará a obtener mejores resultados en tu búsqueda de empleo.

1) Un mal CV

Este es el primer y mayor error.

Ya sea por las faltas de ortografía o porque está mal redactado, porque no está actualizado o porque hay puesto demasiada información.

No te hace falta incluir 15 años de historia laboral, o el colegio al que fuiste cuando eras pequeño.

El CV no es una vida laboral: debes destacar tus logros y la experiencia laboral que sea relevante.

No todo vale.

Sólo tienes unos segundo para impresionar así que borra toda la información que tengas de relleno en tu CV y asegúrate de que esté actualizado, con los datos de contacto actualizados y de que alguien te corrija las faltas de ortografía o de gramática y estilo.

2) Enviar tu CV a todas las ofertas, incluso a las que no encajas

No eches tu CV a todas las ofertas de trabajo por probar suerte, de verdad que no va a funcionar.

Tienes que cumplir con los requisitos que se exigen, si no cumples con las condiciones serás descartado para ese puesto.

Piensa en que buscar trabajo es cómo conseguir una cita.

Ellos están buscando la persona perfecta para ese empleo.

Así que es importante que inviertas tu tiempo en alinear tus habilidades y conocimientos al trabajo ofertado.

Demuestra que eres la persona indicada.

Así que personaliza tu CV (y carta de presentación) a cada oferta de trabajo a la que aspires.

3) Medios donde consultar ofertas de empleo

El 50% de la gente no sabe buscar empleo.

Eso de mandar currículums a diferentes empresas y esperar a que alguna responda es desde hace mucho tiempo poco eficaz.

Dime la verdad : ¿conoces los canales de búsqueda de empleo más utilizados?

Puedes mejorar tus fuentes de búsqueda:

  • registrando tu perfil en consultorías de Recursos Humanos y páginas especializadas en trabajo temporal
  • usando las redes sociales
  • a través de LinkedIn y plataformas virtuales de empleo
  • a través de tus redes de contacto (familiares, compañeros de Universidad o de anteriores trabajos, proveedores, clientes o profesores)
  • a través de centros de orientación de empleo
  • o de portales de empleo especializados

4) No mostrar interés

Si te llaman de una entrevista, no atiendas la llamada de cualquier manera porque te venga mal en ese momento, o devuelvas la llamada en de dos días.

Si te piden rellenar una carta de presentación, no la dejes en blanco.

Si acudes a una entrevista no aparezcas vestido de manera informal, cuida las formas, no seas grosero y recuerda trabajar en tu expresión corporal y comunicación no verbal.

Tienes que tener una actitud receptiva durante la entrevista, el seleccionador tiene que ver en todo momento que te gustaría acceder a este trabajo que están ofertando.

5) No preparar la entrevista de trabajo

preparar entrevista
Hay que preparar tus respuestas, llegar punctual, llevar una copia de tu CV…

No sólo se refiere a preparar las preguntas que pueden hacerte y ensayar cómo responderlas de manera clara y convincente.

Deberías también pensar en detalles tan simples como llegar puntual, teniendo en cuenta el tráfico, los problemas que te puedan surgir.

Acuérdate de llevar una copia de tu CV.

Todo eso, es básico.

Debes recabar información sobre la empresa que te ha contactado, la filosofía e historia de la empresa, le entrevista, el trabajo que vas a realizar…

Tienes que demostrar que tú eres el mejor candidato para el puesto, y la mejor manera es informándote primero.

6) Puntos fuertes y débiles

No eres perfecto.

Todos cometemos errores por lo que no debes negar tus debilidades.

Debes saber destacar tus puntos fuertes y ser consciente de tus puntos débiles.

Así que trabaja en ello.

Si respondes mal, perderás tu oportunidad.

Así que reflexiona o pregúntale a la gente de tienes a tu alrededor y saca conclusiones de en qué eres bueno y en qué no tanto.

Debes demostrar al reclutador que posees los conocimientos, experiencias, habilidades, aficiones para el puesto ofertado.

Céntrate en las competencias más demandadas para tu perfil y ofrece ejemplos de cómo has utilizado tus puntos fuertes en el trabajo o cómo has adquirido esas habilidades.

7) No digas que eres el mejor

Sí debes mostrar tus puntos fuertes y explicar por qué eres la mejor opción para ocupar el puesto, pero no te creas o te muestres superior, ya que no sabes quién más aspira a ese empleo.

Si eres un arrogante, de los que tiene el ego muy subido, y crees que puedes hacerlo todo, o que no hay nada más que puedas aprender, tienes que cambiar esa actitud si quieres conseguir un empleo.

8) No mientas

Se pilla antes a un mentiroso que a un cojo.

Esto es un error grave, obvio ¿no?

Pues ocurre, hay candidatos que ponen ciertas habilidades en su CV y cuando se les pregunta en la entrevista, ponen cara de circunstancia y no saben cómo o qué contestar, o simplemente no tienen ni idea de qué están hablando.

Piensa que te pueden poner a prueba o preguntar sobre cualquier experiencia o información del CV, y si comprueban que les estás mintiendo va a ser difícil que te contraten en esa empresa.

Si te preocupa no tener suficiente experiencia para el trabajo o no estar cualificado, puedes destacar otros aspectos más relevantes de tu currículum.

9) No hables mal de tus trabajos anteriores

Aunque hayas terminado mal en tu trabajo anterior por problemas con tu jefe o con tus compañeros.

Lo peor que puedes hacer es hablar mal de tu jefe o de tus anteriores jefes, porque vas a poca demostrar ética profesional.

Piensa que el entrevistador es una persona que no te conoce y te está evaluando.

Y criticar a otros, te deja a ti en mal lugar.

Es mejor mostrarse profesional y discreto.

Procura ser precavido, y si te preguntan por qué dejaste el trabajo, puedes decir que tenías ganas de crecer más profesionalmente y en esa empresa no veías ninguna posibilidad.

10) ¿Estás seguro de las referencias que aportas?

Si crees que no van a dar buenas referencias tuyas en los anteriores empleos, mejor no las ofrezcas.

Ten cuidado por ejemplo si pones referencias de tu trabajo actual.

Puede que se filtre la información y te despidan.

Elige bien las personas que pongas en tu CV como referencias y avísales si puedes de antemano para que puedan dar una buena opinión a tu futuro empleador.

11) Llamada o mail de seguimiento

Si no se te ha pasado por la cabeza mandar un mail de seguimiento, hazlo.

Quedarás bien porque demuestras interés por el proceso y el puesto.

En mi opinión, es mejor un email (“molesta” menos) agradeciendo la oportunidad de entrar en el proceso y preguntado en qué fase está tu candidatura.

 

Ahora que ya has aprendido sobre los errores que comete la mayoría de la gente, ya sabes lo necesario para comenzar a buscar empleo con éxito.

¡Buena suerte!

Ir arriba