entrevista aficiones

Cómo contestar a cuáles son tus aficiones en la entrevista (+3 ejemplos)

En este artículo vamos a repasar una de las preguntas más random en una entrevista de trabajo. En ocasiones, los/las entrevistadores/as se salen un poco del guión y hacen preguntas más allá de la formación, la experiencia o el objetivo profesional.

Tanto en casos de perfiles senior como especialmente en perfiles más júnior, preguntar sobre las aficiones da algo más de información sobre la persona entrevistada.

Vamos a ver cómo contestar a cuáles son tus aficiones en una entrevista de trabajo.

¿Qué busca el seleccionador con esta pregunta?

A veces nos preguntamos por qué nos hacen una pregunta u otra, como si no acabáramos de ver el sentido. Con las aficiones pasa esto y realmente puede haber motivos.

Conocer tus pasatiempos permite conocerte mejor a nivel personal, hacerse una idea de quién eres y cómo eres y extrapolar las habilidades asociadas a una afición a tu entorno laboral (lo mismo que pasa con experiencias laborales que no tiene relación con tu objetivo profesional).

Por ejemplo, podemos suponer que una persona que juega en un equipo de fútbol, baloncesto o voleibol, probablemente estará habituado/a a trabajar en equipo, a seguir una disciplina, a trabajar por un objetivo común.

¿Es demasiado suponer?

Quizás, pero en cualquier caso “da juego” a preguntar sobre ello -y nunca mejor dicho-.

Además, cuando te preguntan por tus aficiones te dan la oportunidad de hablar sobre lo que te apasiona, a mostrar cómo eres más allá de “lo que has hecho”. Tan importante es el cómo como el qué.

Finalmente (o por lo menos entre otras cosas importantes), conocer tus aficiones permite ver cómo se alinean tus intereses y valores con tus responsabilidades laborales o la cultura de una empresa en concreto. Este match de valores y de cultura muchas veces olvidado.

Cómo responder a «cuáles son tus aficiones» en una entrevista

Cómo responder a aficiones en la entrevista. Qué hacer y qué no hacer

1) Piensa en tus aficiones e intereses antes de ir a la entrevista

La pregunta sobre tus aficiones puede “caer” o no en la entrevista, pero nunca está de más “tenerla preparada”.

Haz una lista de hobbies e intereses e identifica si están relacionadas con tu objetivo profesional o el tipo de trabajo al que optas. Como toda la información de tu currículum –escrita en él o no- te convendrá hablar de unas aficiones u otras en cada momento.

Tienes que tener muy claro cuáles de ellas enfatizan las habilidades transferibles para el puesto y que, por lo tanto, podrían ser interesantes.

Por ejemplo: Una afición como organizar escape rooms implica tener habilidades como la organización, planificación, anticipación o resolución de problemas.

2) Habla con pasión sobre tus hobbies

¡Son tus aficiones, es lo que te gusta! Hablando de ellas “sí o sí” vas a mostrar entusiasmo, ya sea con el tono de voz, con una sonrisa o con otro tipo de comunicación no verbal.

Puedes contar cómo “te metiste en eso”, por qué tienes esa afición, los beneficios que obtienes, o alguna anécdota o historia que sea interesante y que transmita tu personalidad.

3) Sé breve y conciso

Tampoco hace falta que des demasiado peso a esta parte de la entrevista. Recuerda que estás en un entorno formal y que te están evaluando, así que “no pierdas el control” o te relajes más de la cuenta.

Además, realmente no sabes a ciencia cierta si una afición te va a beneficiar o no.

4) Relaciona tus pasatiempos e intereses con el trabajo

Lo hemos ido viendo… La gracia está en transferir la afición o interés a tu día a día laboral. ¿Y si se lo pones fácil y argumentas tú esa transferencia? Es decir, puedes hablar de un hobbie y contar por qué crees que te hace mejor como profesional.

Por ejemplo:

“Me encanta escribir. Escribo cuentos o ensayos siempre que puedo. Aparentemente no tiene nada que ver con mi profesión de informático pero en el fondo me ayuda a expresar mejor mis ideas, a hacerlo con un hilo conductor, con su introducción-nudo-desenlace.”

5) Demuestra equilibrio entre trabajo y vida personal

Saber desconectar y tener tu propio espacio más allá del trabajo cada vez se valora más, no sólo desde el punto de vista de los/las candidatos/as sino también desde el punto de vista de las empresas.

Necesitamos poder conciliar nuestra vida laboral y personal, más allá de la familia incluso. Tener aficiones refleja que damos valor a ambos aspectos de nosotros/as mismos/as.

Cómo NO contestar a «cuáles son tus aficiones»

❌ No te inventes algo que sobre lo que no tienes interés

Este concepto lo hemos comentado en muchos artículos.

No mientas, no inventes.

No sólo no te lleva a ningún lado sino que corres el riesgo de que “te pillen”.

¿Y si la persona que te entrevista sí que tiene ese interés “inventado”? ¡Vamos a ver cómo sales de esa!

❌ Asegúrate de que tus aficiones no vayan en tu contra

Las aficiones son eso, aficiones y muy probablemente te sientes orgulloso/a de ellas.

Dale una vuelta, ¿vale?

Ya sea porque sean aficiones “poco comprendidas” o porque no aporten valor a tu candidatura.

Y eso segundo es la clave: habla de cosas que sí aporten valor, incluidas las aficiones e intereses.

❌ Tampoco te compliques buscando una afición perfecta

Es que “buscar”, no tienes que “buscar” ninguna.

La tienes o no la tienes y está bien pensar un poco en ella/s en la línea de lo que hemos ido comentando pero si te cuesta demasiado buscar esa relación, esa transferibilidad, no te agobies.

Recuerda que ser natural es la mejor forma de mostrar quién eres.

❌ Evita decir que no tienes hobbies o intereses

¡Alguna hay!

O suele haberlas…

No pienses en grandes aficiones ya que a veces las cosas más cotidianas para ti son una afición a los ojos de los demás.

Visitar museos, viajar a capitales europeas, descubrir nuevos restaurantes…

¡Seguro que algo se te ocurre!

La cosa es cómo lo argumentes para que tenga sentido.

❌ Nada político o controvertido

Hay temas en los que es mejor no meterse.

Aunque consideres que puede ser interesante hablar sobre política, sindicatos u otros temas de actualidad que son “controvertidos”, ve con cuidado.

Nuestro consejo es que los evites porque no sabes cómo los va a recibir la persona que tienes delante, por muy buena intención que tú tengas.

Cómo responder si no tienes ningún pasatiempo

En relación a este último punto… Si te bloqueas o no hay nada que comentar, ok, está bien. Pero piensa en cómo responder.

Quizás puedas pensar en aficiones que hayas tenido en el pasado y explicarlas o, lo opuesto, hablar sobre aficiones que tienes pendientes y por qué las has retrasado o por qué te gustaría llevarlas a cabo algún día.

Tu pasado o tus motivaciones también hablan de ti 🙂

Ejemplos de respuesta: qué responder en la entrevista si te preguntan por tus hobbies o aficiones

Ejemplo 1:

Mi principal afición es hacer yoga. Suelo hacer clase dos veces por semana y pocas veces me lo salto. Es un momento para mí que me permite desconectar del trabajo y del resto de mis responsabilidades y además creo que me ayuda en mi día  a día laboral porque desde que practico yoga estoy más relajada, me concentro más fácilmente y tolero mejor trabajar bajo presión.

Ejemplo 2:

El bodycombat es mi vía de escape, es mucho más que una afición. Tengo mucha energía y con esta afición quemo toda la que me sobra, canalizo mis alegrías y mis penas mientras hago deporte. Además, he conocido a gente nueva y hemos hecho un grupo bonito con el que hacemos otras actividades de vez en cuando… ¡Cuando tengo tiempo de organizarlas!

Ejemplo 3:

Adoro pintar. Y me encanta la naturaleza. Con la pintura de paisajes aúno dos cosas que me gustan y tengo momentos de tranquilidad fuera del ruido y del estrés. Soy una persona tranquila y gracias a esta afición consigo “volver a mi centro”. ¡Es algo que no suelo contar; es muy mío!

Conclusión: Cómo contestar a las aficiones en una entrevista

Somos como somos y tenemos los hobbies que tenemos.

Si en una entrevista de trabajo nos preguntan por nuestras aficiones, no se trata de inventar o de “darle muchas vueltas”, sino de pensar en qué es lo que realmente nos gusta y ver si tiene relación con nuestro “yo laboral” y con la oferta de trabajo a la que optamos.

Recuerda, a la hora de contestar a tus aficiones en una entrevista: habla con pasión de lo que te gusta, cuenta cómo desarrollaste esa afición o explica alguna anécdota interesante.

Sé breve, y demuestra las habilidades asociadas que puedes extrapolar y los beneficios que te aportan tus aficiones.

Y si aún tienes dudas, ¡en Currículum y Trabajo te las podemos solucionar! Prepara tu entrevista con un consultor de RRHH experto y supera las preguntas más difíciles de tu entrevista laboral con seguridad.

Artículos relacionados

¿Necesitas ayuda con tu búsqueda de empleo? Déjanos echarte una mano
Revisión de currículum
89
90
  •  
Redacción de currículum
149
90
  •  
Preparación para entrevista
89
90
  •  
Traducción de CV al inglés
99
90
  •  
Traducción de CV al francés
99
90
  •  
Ir arriba