20 cosas que deberías hacer en tu primer día de trabajo

¡Felicidades por tu nuevo trabajo! Me imagino que ahora que se está acercando tu primer día, además de super motivado, probablemente estás nervioso, con miles de dudas y  muchas ganas de encajar.

Por suerte, no tienes de qué preocuparte, porque hoy te vamos a decir todo lo que necesitas saber para afrontar tu primer día de la mejor manera posible y ofrecer una imagen profesional.

Antes de tu primer día

Para empezar con buen pie el primer día, hay 3 cosas que deberías preparar con antelación.

1) Calcula lo que te llevará el desplazamiento al trabajo

calcula tiempoi primer dia trabajo

Porque la puntualidad es fundamental, pero especialmente el primer día de trabajo.

Por eso, te recomendamos calcular bien el tiempo que necesitas para llegar a tu lugar de trabajo, y que vayas con al menos diez o quince minutos de antelación a la hora de entrada.

Si tienes dudas, puedes hacer el trayecto de tu casa al trabajo un par de días antes. Eso sí, considerando el horario establecido, porque ya sabes que el tráfico varía.

2) Averigua sobre la empresa y los compañeros

Cuanto más conozcas sobre la empresa y su gente, más fácil te será socializar, encontrar temas en común, y relacionarte con la gente.

Investiga en internet sobre la empresa, el organigrama, sus productos, cultura, servicios, visión, misión, proyectos relevantes, actividades, temas de responsabilidad social, etc.

También puedes buscar a través de LinkedIn quiénes trabajan en la empresa, cual es el perfil de esos profesionales, dónde estudiaron, si tienes algún conocido en común, etc.

3) Prepara tu elevator pitch o presentación

Sí, ya te han contratado, ¡estás dentro! Pero aún tienes que demostrar tu valía a otros miembros del equipo, de ahí la importancia de que prepares lo que vas a decir en tu presentación.

El elevator pitch es una presentación corta en la que vas a explicar brevemente quién eres, el puesto, qué experiencia previa tienes o de qué empresa provienes, el rol que estarás desempeñando y tus fortalezas.

También puedes aprovechar para ofrecerte para cualquier cosa que necesiten. Eso sí, aunque es importante darte a conocer y vender tu perfil desde el primer día, no seas arrogante. Cuida el tono, la forma y la gestualidad, porque puede sumarte o restarte puntos.

En tu primer día de trabajo

Ahora sí, los consejos que te ayudarán en tu primer día de trabajo.

4) Llega temprano

Llegando temprano ya das una primera buena impresión, demostrará tu profesionalismo, responsabilidad y compromiso.

Por lo tanto, asegúrate de preparar todo la víspera: la ropa, los documentos que te hayan pedido presentar el primer día, y todo lo que puedas necesitar con suficiente antelación para evitar contratiempos a última hora.

5) Vístete apropiadamente, de acuerdo a tu puesto de trabajo

Algo con lo que te sientas cómodo y seguro. Tu atuendo debe ser acorde a la organización, y al puesto. No debes ir ni mejor ni peor vestido que los demás.

Si tienes dudas de cómo vestirte, entérate de cual el código de vestimenta de la empresa y del área de trabajo.

Y recuerda, no es lo mismo trabajar en una firma de abogados que en una fábrica industrial.

6) Lleva la documentación que te hayan pedido

Muchas veces, el primer día te van a pedir llevar una serie de documentos con los que la empresa creará tu expediente: fotografía para el ID de empresa, DNI, tarjeta de la seguridad social, formularios internos de la empresa, visado, certificados académicos, etc. Depende mucho de la empresa y del puesto.

Acuérdate de llevar y entregar todo lo que te pidan.

7) Identifica tus objetivos con tu jefe directo

objetivos del manager

Pregunta todas las dudas que tengas, qué se espera de ti a nivel laboral, cómo es el estilo de trabajo, cómo se medirán los resultados, qué tipo de apoyo recibirás, a quién debes acudir en ciertas situaciones, y todo lo relacionado con el puesto trabajo.

8) Estudia tu material de incorporación

Puede que el primer día te entreguen una carpeta, te hagan un tour por la empresa y te expliquen todo para que conozcas más de cerca la empresa, sus políticas, rutinas, procedimientos, normativas, cultura, formas de actuar, etc.

Revisa el material, toma notas, y pregunta todo lo que no comprendas o tengas dudas.Y si no tienes tiempo o no se te ocurren el primer día, haz una lista de preguntas para hacer otro día, seguro que durante tu proceso de integración tendrás oportunidad de hacerlas.

9) Organízate

Prepara un plan con lo que tienes que hacer en los siguientes días de trabajo y la  información que vas a necesitar.

Determina con qué personas necesitas reunirte para completar tu proceso de inducción o entrenamiento, asegúrate de cumplir con cada reunión en los tiempos previstos y pregunta todo lo que necesites saber para progresar rápidamente en tu trabajo.

10) Conoce a tu compañero de equipo

socializar primer dia

Ser sociable es clave en todos los roles de nuestra vida, pero sobre todo en el ámbito laboral.

Al fin y al cabo pasamos muchas horas trabajando, y si te llevas bien con tus compañeros, estarás más satisfecho con tu trabajo. 

Una buena forma de entablar conversacion con ellos es pedir ayuda u ofrecerla si lo necesitan, preguntar sobre la dinámica de la empresa, hablar con ellos en los descansos, interesarte por su vida, saludar de manera genuina, agradecer cuando corresponda, participar en las actividades sociales o eventos de la empresa…

No hace falta que seas el alma de la fiesta, pero sumarte a un afterwork los primeros días, te ayudará a sentirte parte del grupo y ganar la confianza.

Por otro lado, también es importante mantener buenas relaciones con los jefes o superiores de la empresa. Procura unirte a algún proyecto, grupo o evento social donde estén los líderes de la empresa, esto te dará visibilidad y te abrirá nuevas oportunidades, siempre y cuando te comportes adecuadamente y muestres todo tu potencial.

11) Escucha y observa

¿Sabes qué significa ver, oír y callar? Pues eso.

La observación es clave en la primera semana de trabajo. Fíjate en las costumbres y las normas, recuerda lo que dicen. Presta atención a cómo se comportan, lo formales o informales que son, a la rutina laboral, cómo hablan y con quiénes lo hacen a la hora de resolver un asunto.

Muestra interés en lo que tus jefes o compañeros hacen y tengan que decir. Escucha sin juzgar dejando de lado prejuicios o puntos de vista,  y lo más importante, no te distraigas.

12) Adopta una actitud positiva

¿Has oído alguna vez el dicho: una sonrisa enriquece al quien la recibe, sin empobrecer a quien la ofrece?

Pues sonríe, trata de transmitir buena vibra o energía, y te aseguro que trabajar con el estado de ánimo adecuado mejorará tus resultados en casi todos los niveles: productividad, creatividad y compromiso.

Por cierto, cuida también tu lenguaje corporal, aunque no lo creas tus gestos dicen mucho más que las palabras.

13) Acepta si te invitan a desayunar o a tomar un café

tomando cafe

Como hemos dicho antes, aprovecha las oportunidades que tengas para conocer un poco más a tus compañeros o jefes.

Así que si te invitan a desayunar, tomar un café o a almorzar, como se suele hacer en muchas empresas con los nuevos empleados, acepta y aprovecha esta oportunidad para empezar a socializar, conocer a los compañeros y darte a conocer.

14) La humildad abre puertas

Así es. Por lo tanto, sé humilde cuando hables de tus experiencias anteriores en tu nuevo empleo.

No trates de impresionar, y como hemos dicho antes, escucha y observa cómo se hacen las cosas primero. Si te pones a sugerir cambios en los primeros días puedes generar problemas de rechazo.

Ya habrá tiempo para proponer mejoras en el trabajo o procesos. Y cuando lo hagas recuerda elegir el momento adecuado, después de haber madurado tu propuesta, y respetar el equilibrio o la jerarquía de la empresa.

15) Está bien equivocarse, relájate

No te autopresiones. Nadie espera que seas perfecto en tu primer día, así que relájate, y saca de tu mente los pensamientos negativos y/o expectativas perfeccionistas que te hayas creado.

Lleva su tiempo adaptarse a un nuevo trabajo, y aprender nuevos procesos. Los primeros días de trabajo se recibe muchísima información y es normal que se te pueda escapar algo.

Lo importante es que si te equivocas, admitas tu error, avises a algún compañero/a, o jefe y que no te aturulles. Todos nos hemos equivocado alguna vez.

Eso sí, nunca “le eches el muerto” a otra persona, asume tu responsabilidad. Reconocer que te has equivocado o que no sabes algo es una muestra de humildad, honestidad y de interés por aprender cosas nuevas.

16) Huye de los cotilleos

Los cotilleos son parte de la vida social de la empresa, pero mejor que no te dejes llevar por las críticas ni te involucres en ‘marujeos’.

Date tiempo para hacerte tu propio criterio de las personas y situaciones, mantén la distancia y evita hablar mal de nadie para no ser tachado como alguien tóxico para el buen ambiente laboral.

17) No estés pendiente de tu móvil

Si hace falta siléncialo o desactiva las notificaciones para evita estar mirándolo a cada rato y mostrar respeto hacia quienes están dedicando su tiempo para darte la bienvenida, y ponerles toda la atención.

Puedes aprovechar los descansos que tengas para revisar tu teléfono, pero no  olvides informar a familiares y amigos de que quizá no estés disponible inmediatamente cuando te intenten contactar.

18) Pide consejo o feedback

ayuda companera

Pide consejo a tus compañeros acerca de cómo hacer mejor el trabajo y que puedas avanzar con mayor precisión y rapidez.

Y si además de consejo, te dan algún feedback, ya sea positivo o negativo, acepta los comentarios y aprovecha esta estas críticas para aprender.

19) Agradece la ayuda y orientaciones que te den

Agradece tanto a las personas de RRHH como a tus compañeros y jefes que participen en tu proceso de inducción, por haberte dedicado su tiempo y por ayudarte a a sentirte bien recibido en tus primeros días en la empresa.

20) Evita salir el primero

A pesar de que exista un horario establecido, marcharte el primero dará una mala impresión de ti, porque parecerá que tienes poco interés.

Tu primer día y semana, te recomendamos que vayas preparado para quedarte un poquito más de la hora. Si todos siguen en la oficina, a la hora de salida, observa que está ocurriendo y pregunta si puedes ayudarles en algo. Y antes de irte pregunta a tu superior si necesita algo más.

Conclusión

Es normal que no todo salga como esperabas en tu primer día, pero con un poco de preparación seguro que causas una excelente primera impresión en tu nueva empresa.

El primer paso para tener éxito es planificarte y organizarte para ese primer día, teniendo en cuenta desde el horario de salida, la ropa a utilizar, los documentos a llevar y cómo vas a presentarte ante tus compañeros.

Y a medida que trascurra el día solo tienes que poner en práctica los consejos que hemos compartido: observar, escuchar, preguntar, tomar notas de lo importante, socializar… lo demás vendrá solo, y ya verás que tendrás muchas oportunidades de darte a conocer, tanto como persona como profesional.

Artículos relacionados

¿Necesitas ayuda con tu búsqueda de empleo? Déjanos echarte una mano
Revisión de currículum
89
90
  •  
Redacción de currículum
149
90
  •  
Preparación entrevista
119
90
  •  
Consultoría Linkedin
179
90
  •  
Traducción de CV al inglés
99
90
  •  
Traducción de CV al francés
99
90
  •  

Deja un comentario