entrevista telefonica trabajo

Entrevista de trabajo telefónica: 6 consejos y 6 errores frecuentes        

Debido al gran número de candidatos que se presentan para un puesto de trabajo, muchas empresas realizan una entrevista telefónica como primer filtro para la selección.

Si quieres los mejores consejos para conseguir pasar ese primer corte y optar a la siguiente fase, nosotros te explicamos cómo prepararte para esa entrevista de trabajo telefónica y tener éxito.

Quieres saber: ¿Por qué una entrevista telefónica?

Porque de esta forma el seleccionador se ahorra tiempo y dinero, al no tener que planificar una agenda completa de entrevistas y además se asegura de que todos los aspirantes cumplen los requisitos y muestran interés en el puesto ofertado.

Si ya has logrado captar la atención de un reclutador con un currículum profesional bien elaborado ¡Felicidades! Si te llaman es porque les gustas, puede ser que encajes.

Ahora bien, no te confíes porque aún tienes mucho trabajo por delante.

A pesar de que una entrevista telefónica puede parecer mucho más informal. Debes darle la misma importancia que la entrevista presencial si no quieres ser descartado en esta fase. Recuerda que no sólo te servirá para conseguir avanzar en el proceso de selección, sino que además puede ser una gran oportunidad para conectar con los responsables de contratación.

Tipos de llamadas

1) El reclutador te llama por sorpresa

En este caso, intenta poner toda tu atención y dejar lo que estés haciendo en ese momento. Es mejor no posponer esta entrevista (si ya has cogido el teléfono) a no ser que te sea imposible atender la llamada. Piensa que seguramente nunca va a ser el momento ideal para esa llamada porque siempre te va a pillar haciendo otra cosa. Así que es importante centrarse y recordar las ofertas de trabajo y las empresas a las que te inscribiste y el currículum vitae que enviaste. Si el reclutador mismo tiene que acabar recordándote en qué consistía el trabajo, malo, estarías comenzando la entrevista con muy mal pie.

En el caso de que no te hayas preparado nada todavía o realmente te pille en un mal momento, mejor no respondas a la llamada. Deja que suene el contestador automático. Y seguramente te dejarán un mensaje en el que te explicarán quién es y para quién está trabajando. De esta forma te dará tiempo a releer la oferta de empleo e investigar un poco antes de volver a llamarle.

Ojo con los mensajes de contestador o tonos de llamada graciosos o poco profesionales…

Otro consejo: Nunca sabes cuándo una empresa te puede estar contactando para preguntarte si tienes unos minutos para responder a unas preguntas. Así que siempre contesta al teléfono con profesionalidad, sobre todo si es un número desconocido.  Y estáte atento al teléfono, asegúrate de llevarlo contigo y de que tenga batería en todo momento. Ten en cuenta que te llamarán una o dos veces, pero si no contestas en ninguna ocasión y no devuelves la llamada, habrás perdido la oportunidad. Hay más candidatos que llamar.

2) El reclutador te avisa con anterioridad

Normalmente te preguntará por correo electrónico cuándo estarás disponible para una llamada telefónica. Así que tienes tiempo para investigar, organizarte y prepararte. Antes de la entrevista bien es importante que leas bien la descripción del puesto y que investigues un poco acerca de la empresa.

Cuando ya hayas acordado la cita para la entrevista teléfonica, acuérdate de confirmar el día y la hora y con quién vas a hablar antes de colgar y apúntalo en algún sitio.

Es imprescindible también aclarar si vas a ser tú o el entrevistador el que llame.

Debes estar cerca del teléfono diez minutos antes de la entrevista. Aunque si por cualquier motivo, la llamada se retrasa o no puedes cogerla a tiempo no te preocupes. Seguro que se puede reprogramar para otro momento.

Consejo: Intenta buscar un sitio tranquilo, sin ruido y sin distracciones, y por supuesto, con cobertura para que puedas concentrarte.

¿Cómo prepararte la entrevista telefónica?

preparar entrevista telefonica

Una entrevista telefónica es tan importante como una entrevista presencial. De hecho, este es el primer contacto entre el candidato y el seleccionador. Así que tienes que causar una buena primera impresión. Los primeros 30 segundos son esenciales.

Si no sabes cómo responder a las primeras preguntas que te hacen, que con frecuencia se refieren a la empresa y la vacante, es casi seguro que los reclutadores te descarten. Por lo tanto, averigüa todo lo que puedas sobre la compañía, la oferta de trabajo y la persona que te va a hacer la entrevista.

Haz los deberes.

  • Trata de averiguar en qué se especializa la empresa, cuáles son sus productos o servicios principales, qué planes de futuro tienen, qué novedades presentan, cuáles serán tus tareas, …
    Puedes mirar en el sitio web de la empresa, en sus redes sociales, en Google News, LinkedIn …
  • Infórmate sobre la persona que te va a hacer la entrevista, si te han dicho quién es o ya sabes el nombre. Utiliza LinkedIn o las redes sociales otra vez, todo está en internet. De esta forma podrás conectar mejor con él o al menos sabrás con quién estás hablando.
  • Repasa tu currículum, los datos, fechas y haz una lista con las cualidades o experiencias previas que te hacen el candidato ideal para el trabajo. Puedes tenerla cerca en el momento de la entrevista para echarle un vistazo.
  • Prepara las típicas preguntas que te indicamos más adelante y anticípate a las que te puedan hacer relacionadas con tus trabajos anteriores. También puedes pensar algunas ejemplos de iniciativas de liderazgo, o de resolución de problemas para no quedarte en blanco si te preguntan.

¿Cómo empezar una entrevista telefónica?

  • Con naturalidad y profesionalidad.
  • Saluda al reclutador, seguramente te dirá su nombre, recuérdalo y utilízalo para dirigirte a él.  Ten en mente una breve descripción de tu perfil profesional, para presentarte si es necesario.
  • Coge algo para apuntar todo aquello que consideres interesante y para tener los datos de la persona de contacto o la dirección.
  • Dale las gracias por dedicarte el tiempo para la entrevista.
  • Déjale liderar el resto de la conversación.

La conversación: consejos

En la entrevista telefónica el reclutador intentará obtener tanta información como sea posible para averiguar si puedes encajar en el trabajo o para aclarar posibles dudas o cosas que no quedan claras en tu currículum. Para causar una buena impresión es fundamental que sigas estos consejos:

  • Nunca interrumpas a tu interlocutor y deja que termine antes de hablar. Si tienes alguna pregunta o algo que quieras aclarar, puedes apuntarlo en un cuaderno y comentarlo después cuando sea tu momento de hablar.
  • Trata de responder de manera clara, directa y breve las preguntas que te haga. Muchas veces nos extendemos demasiado pensando que es mejor y acabamos aburriendo al entrevistador o peor aún, complicándonos nosotros mismos la entrevista. Seguramente es una entrevista corta, no esperan una respuesta muy larga, así que sé concreto y no te vayas por las ramas.
  • No te preocupes si necesitas unos segundos para pensar, y si necesitas que te repita la pregunta, dílo.
  • Cuida tu tono de voz, tu forma de hablar y mantén una actitud positiva, muestra entusiasmo pero sin exagerar. No dejes que los nervios o la vergüenza te dominen.
  • Ten preparadas posibles preguntas sobre el puesto o la empresa para demostrar tu interés en aprender sobre la empresa y por trabajar en ella. Puedes preguntar si tienes que llevar algún tipo de documento, cv o referencias?, si habrá algún otro tipo de prueba además de la entrevista,  o preguntar sobre alguna noticia reciente relacionada con la empresa…En resumen, mostrar tu interés e implicación en el puesto.
  • Quizá puedan hacerte también preguntas sobre los períodos sin trabajar u otras vaguedades en tu currículum (continuos cambios de trabajo, abandono de estudios…). Es tu oportunidad para explicar lo que no has podido escribir en el currículum, no tiene nada de malo así que no hace falta que te inventes nada.

Ten todos los documentos a mano

Para poder reaccionar rápidamente y no ser sorprendido, recuerda tener a tu alcance:

  •  El CV que enviaste . Deberías tener varios, personalizados para cada oferta de empleo. Así que prepara el correcto. Podrás consultarlo si necesitas, para explicar tu vida laboral, fechas, referencias y no confundirte.
  • La carta de presentación que enviaste.
  • La oferta de trabajo que publicaron. Te servirá como guía para saber qué perfil están buscando y adaptar mejor tus respuestas.
  • Los apuntes que has recopilado sobre el trabajo y la empresa.
  • El listado de habilidades y experiencias que posees que encajan con el puesto.
  • Los correos electrónicos intercambiados por si es necesario consultarlos en algún momento.
  •  Un cuaderno y un lápiz para tomar notas, posibles preguntas, direcciones, etc

Prepara las preguntas más frecuentes en una entrevista

Debes tener las respuestas claras. Si has practicado la entrevista te sentirás más cómodo hablando por teléfono y evitarás el uso excesivo de muletillas como: ahhh, ehhhh, pues, o sea… que sólo entorpecen tu forma de hablar.

Esta es una lista de preguntas más frecuentes en una entrevista telefónica. Cuando contestes, trata de no ocultar nada. si mientes y te descubren perderás toda credibilidad y estarás inmediatamente eliminado del proceso.

«¿Por qué quieres este trabajo? »

«¿Por qué quieres trabajar en esta empresa? »

«¿Cuáles son tus puntos fuertes y débiles? »

«¿Qué sabes de este trabajo? »

“ Describe brevemente tu trayectoria profesional”

» ¿Tienes alguna pregunta ? »

Si quieres prepararte más a fondo, aquí tienes un artículo sobre cómo contestar a las 36 preguntas más frecuentes de una entrevista de trabajo. Evitarás quedarte en blanco o empezar a decir cosas sin sentido de las que te arrepentirás después.

Si estás en algún proceso de selección de una empresa internacional,  la entrevista  puede ser en inglés, es importante que te mentalices, que no te dé un ataque de pánico. Ten confianza en ti mismo, nadie te va a pedir que seas bilingüe. Prepárate de la misma forma y practica.

¿Cómo finalizar una entrevista telefónica?

  • Deja al seleccionador cerrar la entrevista
  • Nunca le hagas saber que tienes prisa y que quieres colgar. Esto se vería como una falta de respeto.
  • Puedes aprovechar estos últimos momentos para preguntar: ¿Cuándo tendrán lugar las entrevistas físicas? o ¿Para cuándo tienen pensado tomar una decisión?
  • Y por último, no olvides darle las gracias por su tiempo. Con un simple «Gracias por considerar mi candidatura y llamarme» es suficiente. Tampoco hace falta más, ni «hacer la pelota».

Errores más frecuentes en entrevista telefónica

Abandonar a la primera de cambio : Si eras tú el que tenía que hacer la llamada y la persona con la que tenías que hablar no está disponible. No desesperes, no pasa nada, pregunta a qué hora puedes devolver la llamada.

No controlar el tono de voz y la entonación : Cuida no sólo el tono y tu voz sino las expresiones que utilizas. Sé especialmente educado, habla a una velocidad adecuada, no te atropelles y vocaliza cuando hables.

No preparar la entrevista: Un candidato que no se ha preparado la entrevista o ni siquiera sabe de qué trabajo le están llamando no demuestra ni ganas de trabajar ni interés ninguno.

Responder las preguntas como si te hubieras aprendido un guión de memoria : No eres un robot. Demuestra que eres una persona dinámica, agradable y entusiasta. ¡Sonríe! Incluso aunque no te vean, tu voz se escuchará distinta y más agradable.

Distraerse : Recuerda que tu entrevista telefónica no durará mucho, intenta buscar un sitio adecuado y alejarte de las posibles distracciones. Apaga la tele, vete a otra habitación si estás con más gente, no comas o bebas o mastiques chicle mientras hablas.

Tomar demasiadas confianzas: Parece que el entrevistador te presta toda su atención y que habéis conectado. Aunque tengas la impresión de que la entrevista va perfectamente, evita coger demasiada confianza, tutearle si no te ha dicho que lo hagas o hacer demasiadas bromas. Recuerda que es una entrevista.

 

Cuando hayas terminado la entrevista telefónica, podrías apuntar las preguntas que te han hecho y tus respuestas, posibles dudas que puedas tener y el nombre de la persona con la que has hablado por si pasaras a la siguiente fase.

Seguro que te sirven como material de preparación para la entrevista presencial.

¡Mucha suerte!

 

Ir arriba