14 consejos para buscar trabajo mientras estás trabajando

Si has decidido dejar tu actual empleo y/o cambiar de sector profesional, tenemos un plan de acción que te puede ayudar en este proceso.

Descubre todo lo que necesitas saber para tener éxito en tu cambio de empleo, y sobre todo, para no correr riesgos en tu actual trabajo.

¡Vamos a por ello!

1) Objetivos claros: ten claro el puesto que quieres

Lo primero es marcar tu objetivo: ¿sabes cuál es tu propósito y tus motivos para cambiar de empleo?

Bien, pues identifica el por qué del cambio y lo que quieres conseguir.

Una vez lo tengas claro, cíñete a tu objetivo.

Como ya tienes trabajo, puedes permitirte el lujo de ser más exigente o selectivo.

No hay prisa ni presión.

Si lo que quieres realmente es más dinero, más responsabilidad, un mejor ambiente laboral, más flexibilidad, cambiar de sector… valora las opciones que tienes y considera solo las ofertas que cumplen ese objetivo.

Busca poco a poco, lo importante es que cuando te muevas sea para obtener ese beneficio que estás buscando.

2) Elabora un plan de acción

Es decir una estrategia realista que te sirva para conseguir ese empleo que quieres.

Debes saber:

  • Cuánto tiempo le puedes dedicar a la búsqueda de trabajo.
  • Las actividades que necesitas para lograr tu objetivo. Cómo vas a gestionar el proceso de investigación y el acercamiento a esas empresas: networking, autocandidatura, contactos…
  • Qué habilidades tienes y puedes aportar y cuáles te hacen falta y puedes desarrollar.
  • Cuáles son tus empresas diana.
  • Cuáles son tus prioridades.
  • Otro tema que igual no te has planteado y que deberías pensar: ¿qué harías si tu jefe te hace una contraoferta?

3) Sé discreto

Por muchas ganas que tengas de decírselo a tu compañero/a o amigo/a del trabajo, mejor no lo hagas.

Porque por muy bien que os llevéis, puede que sin querer se le escape algún comentario con alguna otra persona del trabajo, y que la noticia llegue a oídos de tus jefes.

No corras el riesgo de perder tu credibilidad o incluso el puesto.

4) Cuidado con las redes sociales

Al hilo de lo que decíamos de ser discreto, también deberías tener cuidado con lo que publicas en las redes sociales, nunca sabes a quién puede llegar lo que publicas.

Y si tus jefes se enteran de que estás buscando trabajo mientras estás trabajando, quedarás fatal.

Por lo tanto, no cometas errores como ponerte el frame open to work en Linkedin, o des pistas cuando estés en un proceso de selección, por mucha ilusión que te haga decir: “¡deseadme suerte! Tengo la segunda entrevista para … esta tarde”.

Te recomendamos poner algo más ambiguo como “voy avanzando con mis metas”, o mejor aún, no publicar nada, porque al final alguien preguntará de qué trata tu historia o post, y así te ahorras dar explicaciones innecesarias.

5) Utiliza el tiempo fuera de tu horario laboral

Si te llaman para una entrevista, activa el contestador para no atender la llamada estando en la oficina, y revisa tus mensajes en algún descanso que tengas.

Eso sí, no te olvides responder a tiempo para no perder oportunidades.

A la hora de agendar la entrevista, mejor hazlo en un día libre o pide el día de vacaciones. Así no te estresas y no tienes que mentir.

Otra cosa importante: no uses los recursos de la empresa (telefóno, ordenador o mail corporativo) para buscar trabajo online o mantener entrevistas.

Es un riesgo innecesario y se ve muy poco profesional.

6) Mantén el mismo nivel de productividad y eficiencia en tu trabajo

De momento sigues trabajando en esta empresa, así que sé profesional y cuida tu trabajo actual, y cumple con tus responsabilidades y tareas, aún cuando no tengas el mismo entusiasmo.

No querrás que tu comportamiento derive en una mala referencia, que te cierre puertas en otras empresas.

7) Potencia tu perfil de LinkedIn

linkedin foto perfil

LinkedIn es la mejor herramienta para crear contactos profesionales online, para darte a conocer, y para buscar trabajo.

Así que actualiza tu perfil de Linkedin, revisa que tengas completos todos los campos incluida la foto, y pide a tus compañeros o jefes de empleos anteriores que te escriban alguna recomendación en tu perfil, y comparte contenido de valor, se trata de trabajar a fondo tu marca personal para sacarle provecho a tu perfil.

También puedes unirte a grupos y seguir empresas que sean de tu interés para enterarte de novedades y ofertas de empleo que no aparecen en el buscador de LinkedIn.

Si tienes dudas o no sabes cómo sacarle el máximo partido a tu perfil de LinkedIn, ¡nosotros te ayudamos! Te enseñaremos a utilizar y aprovechar todo lo que te ofrece LinkedIn para que logres tu objetivo profesional. Contrata nuestro servicio personalizado de consultoría de LinkedIn.

Y no olvides configurar tu perfil para que nadie pueda ver tu feed de actividad: las empresas a las que sigues, actualizaciones en tu perfil, o la difusión de tu actividad: nuevos contactos, grupos a los que te has unido, etc.

👉 Esto se puede configurar en la sección ‘Configuración y privacidad’ » ’Visibilidad’ » ‘Comparte actualizaciones del perfil con tu red’ » ‘Compartir ediciones de perfil’.

8) Actualiza tu CV

Si quieres diferenciarte y causar una buena impresión con tu CV, debes darle un formato más actual.

Utiliza por ejemplo una plantilla de CV  que transmite una imagen más profesional, moderna, y atractiva.

plantilla de currículum basico azul y rosa a descargar 2 paginasplantilla de currículum moderno azul turquesa a descargar 2 paginas

Te ayudará a diferenciarte y a ser más fácilmente recordado.

También debes revisar el contenido y actualizar todas las fechas y datos, adaptar tu CV a cada oferta incluyendo palabras clave y añadir un buen resumen profesional que hable de tus logros o habilidades que hayas adquirido en tu puesto actual, y que te sirvan para tu futuro empleo.

¿No tienes claro qué puedes ofrecer y cómo adaptar tu CV a cada empresa? Pues nosotros te ayudamos a través de nuestro servicio de redacción de CV. Déjanos encontrar la mejor forma para venderte mejor y mostrar lo que vales.

9) Contacta con una empresa de Reclutamiento

No es mala idea contactar con una empresa de empleo o una empresa de headhunting especializada en tu sector, ya que su labor es captar las personas con mayor potencial dentro de su ámbito para empresas.

Te ahorrará muchísimo tiempo, ya que los consultores están en contacto con las empresas, y una vez que conozcan tu perfil y aspiraciones, enviarán tu información a sus clientes,  y te ayudarán a encontrar el trabajo que más se ajuste a ti.

10) Aprovecha el networking

Informa a tus contactos de tu nuevo objetivo y crea nuevos contactos con ese foco, para no perder oportunidades.

Cuantos más contactos de valor tengas, y más te conozcan, más oportunidades tendrás de encontrar empleo.

También te harás más visible online y te ayudará a seguir creciendo profesionalmente.

Por ejemplo, puede que te enteres de ofertas que no se llegan a publicar, o también puede que algunas empresas tengan programas de referidos en los que recompensan a los empleados que recomiendan a un contacto si finalmente es seleccionado.

11) Solicita al reclutador confidencialidad en tu proceso

Aunque la mayoría de los reclutadores suelen ser muy cuidadosos al verificar referencias y/o conectarse con tus contactos para referencias personales, coméntale tu necesidad de mantener la discreción.

Infórmales de que en tu empresa no saben que estás en este proceso de seleccion y no te gustaría que se enteraran hasta que tengas una oferta de empleo segura.

12) No hables mal de tu actual empleador y empresa

Hablar mal de tu actual o último empleador es un error grave.

Refleja poco profesionalismo y le hace pensar al reclutador que en el futuro podrás hablar mal también de su empresa.

Por otro lado, dejarás con duda al empleador de tu capacidad para manejar situaciones difíciles y llegar a acuerdos.

Ten en cuenta que el mundo laboral es pequeño y cuando menos te lo esperas hay gente que está conectada y se conoce.

Hablar mal no solo te dejará fuera del proceso, también correrás el riesgo de perder tu trabajo actual.

13) Si te piden referencias, pon las de tus anteriores jefes o compañeros

Aunque muchas veces las referencias se pueden postergar, si te piden referencias, da las de tus anteriores jefes o compañeros de trabajo que puedan hablar bien de tu trabajo y compromiso.

Jamás pongas a tu jefe o compañeros actuales si no quieres que les contacten y que se filtre la información de que estás buscando trabajo.

14) Avisa en el trabajo lo antes posible, pero no dejes tu trabajo antes de tiempo

Una vez tengas una oferta concreta, hayas pasado todas las pruebas y entrevistas, estés seguro de que te van a dar el trabajo, y hayas tomado la decisión, negocia con el nuevo empleador un período de tiempo para cerrar tu proceso en el trabajo actual y habla con tu jefe.

No antes.

Y para finalizar, recuerda que debes terminar la relación laboral de la mejor manera posible.

Entrega y termina lo que tengas pendiente, da suficientes días de preaviso a tu actual jefe para que pueda encontrar a un sustituto, y deja en la medida de lo posible todo más o menos cerrado.

Artículos relacionados

¿Necesitas ayuda con tu búsqueda de empleo? Déjanos echarte una mano
Revisión de currículum
89
90
  •  
Redacción de currículum
149
90
  •  
Preparación entrevista
119
90
  •  
Consultoría Linkedin
179
90
  •  
Traducción de CV al inglés
99
90
  •  
Traducción de CV al francés
99
90
  •  

Deja un comentario