linkedin recomendaciones

Cómo conseguir recomendaciones en LinkedIn (con ejemplos)

¿Quién hoy en día no tiene un perfil en LinkedIn? ¿Y quién hoy en día tiene su perfil en LinkedIn exactamente con la misma información que aparece en su CV?

El perfil de LinkedIn es bastante más que un CV digital. Todos sabemos que LinkedIn es la red profesional por excelencia, que permite hacer contactos, mantenerse informado, buscar trabajo, encontrar candidatos, seguir empresas, participar en foros, etc.

Nuestro perfil en esta red profesional es nuestro “CV digital evolucionado” que permite aportar mucha más información a nuestro perfil profesional, incluidas recomendaciones o referencias.

➡️ Descubre todos los modelos de CV y elige el que mejor se adapte a tu perfil: Currículums básicos, Currículums modernosCurrículums creativos.

Qué es una recomendación de LinkedIn y por qué es importante tener recomendaciones en LinkedIn

La recomendación de LinkedIn es una referencia que da una persona que ha compartido alguna experiencia profesional con otra.

Las recomendaciones suelen ser de los responsables jerárquicos, pero también del equipo a cargo, compañeros, clientes, proveedores, profesores, etc.

Puedes pedir o bien recibir recomendaciones voluntariamente, del mismo modo que a ti también te pueden solicitar alguna o, si quieres, puedes escribir tú alguna por propia iniciativa.

Es importante tener recomendaciones en LinkedIn ya que dan un valor añadido a tu perfil:

  • Aportan competencias, más allá de las funciones que aparecen en tu CV o perfil.
  • Hablan de ti como profesional y como persona.
  • Evocan sensaciones que transmites a las personas que trabajan o han trabajado contigo.
  • Algunas te dan “puntos extra” ya que si una o varias personas dan buenas referencias de ti, están dando garantía de tu trabajo.
  • Te hacen pensar… Este punto es más introspectivo. Resulta interesante ver quién hace una recomendación “trabajada” cuando se la pides, que refleja realmente cómo eres y transmite qué bien ha trabajado esa persona a tu lado. Cuáles son más “polite” y en cuáles “se mojan por ti”, cuántas tienes… Es una forma de hacer incluso autocrítica.

Consejos para conseguir recomendaciones en LinkedIn

  • Sé oportuno: Lo mejor a la hora de pedir una recomendación es que sea oportuna temporalmente hablando. Por ejemplo, tiene mucho más sentido pedir una recomendación a tu responsable cuando finaliza la etapa profesional en lugar de años después de haber trabajado juntos, o tiene más sentido pedir una referencia a un cliente de manera informal después de que te haya felicitado por hacer un buen trabajo –y rematar con la petición a través de LinkedIn- que no cuando no habéis cumplido objetivos. Es posible que quieras pedir recomendaciones que no tienen demasiado sentido en este momento… Si es así, calibra si vale la pena y sobre todo cómo hacerlo, quizás precisamente reconocerlo cuando la solicites es la mejor forma de afrontarlo.
  • Naturalidad ante todo: En relación al punto anterior. Selecciona a quién y cuándo le pides una recomendación, sé sincero/a con tu objetivo y natural a la hora de pedir que te recomienden.
    Por ejemplo, es normal decir que “estoy completando mi perfil de LinkedIn porque lo tenía abandonado” o “estoy buscando trabajo y considero que me puede ir bien”.
  • Pide sin esperar: “Ante el vicio de pedir está la virtud de no dar”. Y con las recomendaciones pasa lo mismo. Piensa que mucha gente no tiene facilidad para escribir y si a eso le sumamos la falta de tiempo y el “¡se me olvidó!”, la cosa se complica. Ponte en el lugar de la persona a quien le pides esta tarea y no le juzgues si no la lleva a cabo o no lo hace de la forma que esperabas.
  • Propón ideas: Es preferible dejar que cada uno haga la recomendación tal y como considere. Mejor pedirla que “pasar un redactado”. No obstante hay quién te preguntará qué quieres que escriba y ese sí que es un buen momento para sugerir ideas sobre qué quieres que comente o remarque.
  • Sé proactivo: El interés es bidireccional. Lo que te puede interesar a ti ahora o en un futuro puede que también le interese a tus contactos. Ofrece hacer una recomendación si alguien de tu equipo cambia de trabajo o hazla directamente en LinkedIn si has quedado satisfecho especialmente con un proveedor. Lo agradecerán y quizás “te la devuelvan”.
  • Da las gracias: Esto que parece de sentido común, en ocasiones no sucede. Prioriza el dar las gracias si alguien te escribe una recomendación y sé un poco “espléndido” si es completa y te sientes realmente reflejado/a.

A quién pedírselas y a quién no pedírselas

Pedir recomendaciones no es pedir likes.

Así que aunque no existe una norma que diga a quién pedir recomendaciones y a quién no pedirlas, ten en cuenta qué es mejor:

A quién SÍ pedirlas:

  • A tu responsable directo.
  • A algún/a compañero/a de equipo o incluso a personas de otro departamento.
  • A algún cliente o proveedor (Nota: clientes internos, candidatos, etc. incluidos).
  • A quien tenga un perfil de LinkedIn activo (más garantía de que te conteste y más relevancia para quién revise su perfil a partir de leer tu recomendación).
  • A quien quieres que te contrate (es una forma de dar a conocer que estás en búsqueda de empleo y retomar el contacto con una empresa con la que trataste y en la que te gustaría trabajar).

A quién NO pedirlas:

  • A altos cargos de la empresa en la que has trabajado con quien no has coincidido (¡Cena de navidad no cuenta como experiencia laboral!).
  • A amigos o familiares que no han compartido ninguna experiencia profesional contigo.
  • Por supuesto, a quien sepas que no va a hablar bien de ti (siempre estás a tiempo de no publicar una referencia, pero si ya sabes que va a ser negativa, ahorra tiempo).

Cómo pedirlas

El procedimiento o pasos a seguir en LinkedIn son estos:

1) Desde tu propio perfil

solicita recomendacion

  • Si estás dentro de tu perfil de LinkedIn, debes ir a la parte inferior del mismo, después de los apartados que corresponden a la experiencia profesional, la formación y las aptitudes.
  • Verás entonces el apartado de Recomendaciones. En el margen superior derecho de este apartado está el icono “Solicitar una recomendación”.
  • Una vez cliques a “Solicitar una recomendación”, se abrirá un campo en el que añadirás el nombre y apellidos de la persona a quién quieres solicitar que te recomiende y una vez escrito, pasarás por pantallas en las que tendrás que escoger opciones de dos desplegables referidas a “qué relación tienes/tenías” (superior jerárquico, compañero de equipo, etc.) y “escoge tu cargo en ese momento” (se refiere caro que tienes/tenías en el momento en el que trabajaste con esa persona).
  • Una vez has completado estos campos, puedes redactar el mensaje que le quieres enviar. Como muchas tantas veces, LinkedIn te sugiere un mensaje impersonal que deberías adaptar en cada ocasión. Recuerda que estás pidiendo un “texto personalizado sobre ti”, qué menos que hacer una redacción a medida para solicitarlo.
  • ¡Ya puedes “Enviar” la solicitud de recomendación!

2) Desde el perfil de la persona que quieres que te recomiende

solicitar recomendacion

  • Si estás dentro del perfil de la persona a quien quieres pedir la recomendación, mira en la parte superior derecha del mismo y verás el icono “Más…”. Si clicas allí, verás que una de las opciones del desplegable es “Solicitar una recomendación”.
  • De la misma forma exactamente que en el punto 1, deberás escoger las opciones de los dos desplegables comentados anteriormente “qué relación tienes/tenías” (superior jerárquico, compañero de equipo, etc.) y “escoge tu cargo en ese momento”.
  • También podrás editar en mensaje y, finalmente “Enviar”.

 

En cuanto al contenido del mensaje de solicitud de recomendación dirigido a quién pides que te la escriba: 

Este punto es muy personal. Tú sabes qué tipo de relación tienes o tenías con esa persona y qué es lo más apropiado

Piénsalo, hazlo sin prisas, redacta y lee bien lo que estás escribiendo y modifica el mensaje si no consideras que sea oportuno.

Hazlo con tu propio estilo y adáptalo al interlocutor/a.

Una vez dicho esto, los consejos serían:

  • No te andes con rodeos. Si quieres una recomendación, di que quieres una recomendación. ¡No pasa nada si eres directo siempre y cuando seas educado y cordial!
  • Explica por qué cuentas con esa persona y, si quieres, el motivo por el que quieres que te recomiende.
  • Dile que no se sienta comprometido/a, que se lo agradecerás y que esperas que tenga un poco de tiempo, pero que no se sienta obligado.

pedir recomendacion

 

Un par de ejemplos podrían ser estos:

Ejemplo 1:

“Hola Diana,

Tal y como quedamos en la entrevista de salida, sería genial si puedes escribir una recomendación para publicar en mi perfil de LinkedIn. Después de estos años en la misma empresa y como Directora del Departamento de Personas, creo que eres la persona ideal para hacerlo.

Eso sí, sin compromiso alguno.

¡Muchas gracias de antemano y mucha suerte!”

Ejemplo 2:

“Buenas tardes Roberto,

Antes que nada, muchas gracias por la paciencia que has tenido con este proyecto. Ya sabes que tanto mi empresa como yo hemos dado lo máximo de nosotros mismo y por fin hemos conseguido nuestro objetivo.

Si no te importa ni te compromete, sería estupendo si puedes hacerme una recomendación sobre el tiempo que hemos trabajado juntos como cliente y proveedor. ¡Que nunca se sabe!

Lo dicho, un placer. Y si tú necesitas algo ahora o más adelante, no dudes en ponerte en contacto conmigo.

Saludos.”

Conclusión

¡Vivan las recomendaciones! Para ti y para los que te rodean.

Si consigues tener alguna recomendación, tu perfil será más completo y habrás establecido un nexo más de unión con la persona que la escribió.

Recuerda ser agradecido y generoso que, al final, “todo vuelve”.

Ir arriba